El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA
Estás leyendo

Opinión

Nicolás y el Gallo de Oro, por Noel Álvarez

Nikolài Rimski-Kórsakov escribió la opera,  El gallo de oro, impresionado por la guerra iniciada por Rusia contra Japón en 1904. Una guerra que causó miles de muertos, todo por las ansias de…

La fuga de Ledezma, por Hugo Cabezas

Antonio Ledezma se fugó de su casa. En su primera declaración dijo que la misma era de película. Se creyó un Clint Eastwood. Se creyó el nuevo protagonista de “La fuga de Alcatraz”. Pero su…

Veinte años no son nada, por Noel Álvarez

El filósofo español, José Ortega y Gasset pensaba que, tanto ser de la izquierda, como de la derecha, son algunas de las infinitas maneras en que el hombre puede elegir para ser un imbécil y…

Háblame de Maracaibo, por Julio Portillo

Una de nuestras gaitas emblemáticas, cantada por Ricardo Cepeda “Mi Nostalgia” tiene una estrofa que dice “Háblame de Maracaibo”. La letra tiene que ser aprovechada para expresar el dolor…

El valor del voto, por Carlos Alaimo

En la concreción del término, el voto es la expresión de una preferencia por una opción, que en la realidad democrática ateniense se traducía en un ejercicio al cual solo “los varones…

¡A Votar!, por León Sarcos

Entiendo la molestia, el enojo, la indignación (¡miren que va increscendo!), la rabia, la ira de una proporción mayoritaria de la población, que, como yo, se siente muy arrecha, frustrada y…

LUZ… para todos, por César Ramos Parra

En mis conversaciones diarias con los miembros de la comunidad universitaria, es posible encontrar un sentimiento de tristeza y desesperanza ante la falta de respuestas a la crisis de LUZ,…

Votemos, por Américo Gollo

ESTA CARTA AL PUEBLO, AL PAÍS, AL MUNDO ES UNA LECCIÓN. Para todos y de modo especial a quienes culpan a los demás, la MUD, en primer término, por lo que ellos no hacen. Mientras son cautos…

La MUD se desmorona, por Hugo Cabezas

Tan grande es el desencanto y el rechazo hacia la MUD, que esta se desmorona. Al igual que un cachito de hojaldre, el reguero de sus migas están esparcidas en el suelo. Dicen que Ramos…