Maracaibo, Venezuela -

Destinos

La Caicara folclórica

Domingo 02/07/2017
11:51 AM
  • ÉDGAR QUEVEDO MARÍN

  • @versionfinal

  • Archivo

Cuando los misioneros capuchinos españoles llegaron a esta ciudad, se encontraron con los habitantes de ese entonces, los chaimas y parias. Estos pueblos indígenas fueron civilizados por el aragonés fray Antonio de Blesa, quien bautizó el pueblo con el nombre de Santo Domingo de Guzmán de Caycuar en el año 1731. Actualmente, al oeste del estado Monagas, en el municipio Cedeño, está ubicada la ciudad Caicara de Maturín, una zona habitada por 20 mil personas aproximadamente. El significado de Caicara es “Quebrada de las ceibas” en idioma indígena.  Ahí, en esa localidad llena de llano y folclor, existe una festividad que reúne el calor y el fervor de las costumbres más arraigadas de los venezolanos: el Festival del Sol de Caicara.

El cuatro se afina, los bailarines calientan sus movimientos y los cantantes imaginan, en su vasto léxico, sus próximas rimas para batallar cara a cara con sus letras. Esta celebración se da en el marco de las fiestas patronales en honor a Santo Domingo de Guzmán, patrono de la ciudad. Desde finales de junio hasta los primeros días del mes de agosto, fieles y lugareños realizan este festival musical en el que se resalta la cultura y las melodías venezolanas en su más puro estilo; en el espectáculo participan artistas inéditos en voz masculina y femenina, parejas de baile y contrapunteos, actividades características del llano venezolano.

Música y tradición

En estas fiestas patronales se realiza un verdadero encuentro entre familiares, amigos y visitantes; se convierte en un importante evento desde el punto de vista cultural, deportivo, social y familiar. Los primeros cuatro días de agosto, bajo el cuatro, el arpa y las maracas, las personas se concentran para disfrutar del Festival del Sol de Caicara. Varios estados de todo el territorio nacional escogen a sus representantes para participar y lucir sus dotes como intérpretes de la cultura llanera, que representa a toda honra el sentimiento nacional.

Es, sin dudas, una ventana para promocionar el talento y el acervo cultural a través de lo más representativo para los habitantes de la región: el folclor.

Pero la ciudad de Caicara no solo guarda esta tradición en honor a su patrono, Santo Domingo de Guzmán, también existe una festividad celebrada cada 28 de diciembre, Día de los Santos Inocentes: las fiestas folclóricas del Baile del Mono de Caicara. Miles de participantes se congregan en las calles de la ciudad con ropa colorida; además, realizan una danza colectiva agarrados unos con otros, mientras son guiados por el Mono y la Mayordoma, quienes son los encargados de dirigir el baile.

Mientras el Mono posee una correa para reprimir a los bailadores que rompen la danza, la Mayordoma se encarga de imponer respeto y disciplina a todo el grupo. Con melodías tradicionales, los parranderos acompañan al vocalista que interpreta las canciones. Esta tradicional fiesta atrae a propios y a extraños a conocer la belleza de Caicara de Maturín, una pequeña ciudad monaguense que intenta mantener el sentir y la herencia de sus antepasados indígenas.

Balcón

En sus comienzos, el Baile del Mono solo atraía a los habitantes de Caicara y se realizaba en la plaza que honra esta tradición; sin embargo, conforme fue pasando el tiempo, más personas se sumaban a la festividad, por lo que las autoridades se vieron en la necesidad de diseñar el Monódromo de Caicara, donde actualmente albergan a quienes deciden disfrutar de la fiesta.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE