El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Oposición acusa al Gobierno de ataque que “puso en juego” vida de Guaidó

Según la oposición, además de Juan Guaidó, durante el incidente varios miembros del equipo recibieron golpes y que el vehículo en el que se trasladaba el dirigente "recibió varios impactos de bala"

La oposición que lidera Juan Guaidó acusó al Gobierno del ataque que el dirigente sufrió este sábado durante su visita a Cojedes, y aseguró que el incidente "puso en juego" su vida e incluyó disparos contra el automóvil en el que se trasladaba.

"Este ataque ordenado desde Miraflores no solo puso en juego la vida e integridad física del presidente Guaidó y su equipo de colaboradores, sino que es un ataque contra toda la dirigencia política democrática en Venezuela", denunció el grupo opositor en un comunicado.

El escrito detalla que, además de Guaidó, durante el incidente, varios miembros del equipo recibieron golpes y que el vehículo en el que se trasladaba el dirigente "recibió varios impactos de bala".

Este sábado, Guaidó recibió empujones e insultos por parte de un grupo de personas que lo increparon durante su visita a la localidad de San Carlos, en el estado Cojedes, y que son, supuestamente, afines al oficialismo, informó a Efe el equipo de prensa del antichavista.

La agresión, aseguró el antichavismo, vino de seguidores del Gobierno, varios de ellos armados, mientras que algunos vídeos que circulan en redes sociales muestran cómo varios ciudadanos insultan, empujan y lanzan objetos contra el dirigente que se encontraba dentro de un establecimiento.

La oposición tildó lo ocurrido como un "ataque violento y cobarde", por el que responsabilizó a militantes del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y a "colectivos armados", añade el comunicado.

En horas de la noche, Guaidó habló brevemente, en una declaración que fue transmitida a través de las redes sociales, para informar que no sufrió lesiones graves y que ya estaba de vuelta en Caracas.

Tras los hechos, el subsecretario del Departamento de Estado de Estados Unidos para América Latina, Brian Nichols, manifestó su preocupación por el hecho, el cual ponderó como un "ataque atroz" en el que las vidas de varias personas fueron puestas en riesgo.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...