El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Analistas: Maduro "dio un salto atrás" en su búsqueda de reconocimiento internacional

Si el uso de la extradición de Alex Saab a Estados Unidos, como excusa para levantarse de la mesa ya había sido un retroceso para los acuerdos en México, lo ocurrido en Barinas dificultan aún más un avance hacia una salida negociada al conflicto

Con la anulación de la elección en Barinas por decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el gobierno de Nicolás Maduro refuerza el recelo expresado por algunos países como Estados Unidos hacia el proceso electoral del 21 de noviembre, desconfianza que ya existía previo a las votaciones.

También ratifica los señalamientos de la observación electoral de la Unión Europea: la falta de independencia judicial afectó la transparencia de los comicios.

Analistas consultados por Efecto Cocuyo señalan que en la búsqueda de cierto reconocimiento internacional al proceso comicial y a su propio gobierno, sumado a "más gestos" encaminados a lograr levantamiento o relajamiento de sanciones internacionales, la administración de Nicolás Maduro "dio un gran salto atrás" con el desconocimiento de la voluntad popular en Barinas.

Para el internacionalista Iván Rojas y la politóloga experta en política internacional, María Teresa Romero si una parte de la comunidad internacional encabezada por Estados Unidos ya advertía que no consideraba los comicios regionales y municipales completamente libres, el desconocimiento de la voluntad popular en Barinas reafirma tales posiciones, reseñó Efecto Cocuyo.

Para otros países como los europeos, que apostaban a una mejoría de las garantías democráticas a partir de estas elecciones, se les hará difícil, afirman, seguir confiando en la palabra de Maduro.

Las promesas de mayores garantías democráticas cayeron en un saco vacío, se desconoce la decisión de los barineses a través del uso de la figura de la inhabilitación política, se le restan competencias al gobierno regional del Zulia y no tendría nada de extraño que regresen los protectorados. La comunidad internacional no tiene razones para seguir confiando en la palabra de Maduro", cuestiona Romero.

Se exacerban las dudas

Este pasado 29 de noviembre la Sala Electoral del TSJ ordenó al Consejo Nacional Electoral (CNE) suspender la totalización de los sufragios emitidos en Barinas el 21 de noviembre para cargo de gobernador, así como la adjudicación del cargo y proclamación del ganador.

El mismo día ordenó la repetición de la elección del mandatario regional barinés por inhabilitación de Freddy Superlano, de la MUD, pese a reconocer que venció por poco margen al candidato del PSUV, Argenis Chávez.

"En el informe preliminar de la Misión Electoral de la Unión Europea (MOE-UE) se hablaba de la falta de independencia judicial y es justo lo que acabamos de ver con la decisión del TSJ de anular la elección, que ni siquiera pone en duda que Superlano ganó sino que se apoya en su inhabilitación, una de las figuras más criticadas por la comunidad internacional y por eso se presionó para que se levantaran, ahora las dudas se exacerban", señala Rojas.

Dificulta avances vía México

Los internacionalistas advierten que si bien el uso de la extradición de Alex Saab a Estados Unidos, como excusa para levantarse de la mesa ya había sido un retroceso para los acuerdos en México, lo ocurrido en Barinas con la anulación de los comicios dificultan aún más un avance hacia una salida negociada al conflicto.

Esto porque, advierten, Miraflores no está dispuesto a ceder los espacios que para el poder son vitales y así es muy difícil negociar.

Aunque al Gobierno le interesa que se le levanten las sanciones, no está dispuesto a ceder espacios ni jugar las reglas de juego democrático que la comunidad internacional espera. Si con lo de Saab lograr acuerdos en México se redujo, lo que pasó en Barinas lo complica más. Se esperaría que Noruega siga buscando algún punto de encuentro, pero de reanudarse la mesa, la oposición estaría en una posición muy vulnerable", sostiene Iván Rojas.

Pagar el costo

Para la politóloga, Maduro parece dispuesta a pagar el costo internacional -traducido en mayor aislamiento y mayores sanciones- de no permitir elecciones presidenciales completamente libres en Venezuela.

"Se acorta su margen de maniobra internacional y se aferra a sus pocos aliados, a un mayor costo también para los venezolanos que sufren por la crisis económica y social", expresa.

La extradición del empresario colombiano, Alex Saab a Estados Unidos, fue motivo para que Maduro paralizara las negociaciones con la oposición en México hace casi dos meses y sin expectativas de reanudarse al menos en lo que resta de 2021.

Para Romero y Rojas de reanudarse la mesa en 2022, el tema Barinas y la inflexibilidad del chavismo, limitaría lo que se pueda acordar; es decir, no se concretará lo que ponga en peligro el poder establecido.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...