El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Paraguaná: Plantas desalinizadoras, un monumento a las promesas incumplidas

En el 2017, a los paraguaneros les prometieron la construcción de 11 de estas estructuras en el sector. Sin embargo, solo se montaron ocho y en 2019 dejaron de funcionar las únicas tres que estaban operativas por falta de mantenimiento

En julio de 2017 el Gobierno anunció la instalación de 38 plantas desalinizadoras en Falcón, como parte del plan de atención a los estados más afectados por las fallas en el suministro de agua potable. Los habitantes de Paraguaná tenían la esperanza de recibir regularmente el servicio cuando conocieron que 11 de estas estructuras serían construidas en el sector. Sin embargo, solo se montaron ocho y en 2019 dejaron de funcionar las únicas tres que estaban operativas por falta de mantenimiento. De las obras, apenas quedan los caparazones armados como muestra de las promesas incumplidas.

El propio Nicolás Maduro explicó que el proyecto nacional, que incluía al estado Falcón como uno de los beneficiados, sería ejecutado por Petróleos de Venezuela y el Ministerio de Ecosocialismo y Agua, a cargo de Ramón Velásquez. Para la construcción se destinaron 206 millones de dólares. Solo para Paraguaná se tenía proyectada la instalación de 11 plantas, de las cuales apenas fueron construidas seis en el municipio Carirubana y dos en el municipio Los Taques; otras dos quedaron en construcción: una en el mismo municipio Los Taques y otra en el municipio Falcón.

El vicepresidente para la Planificación y Conocimiento, Ricardo Menéndez, informó que para este proyecto se plantearon tres líneas estratégicas: la primera era la construcción de las plantas desalinizadoras para aliviar el suministro de agua que se surte por las vías tradicionales; la segunda, la posibilidad de instalar centros de servicios, partes y piezas en Venezuela para el país y los vecinos del Caribe; mientras que la tercera línea iba dirigida a la investigación, conocimiento y capacitación profesional vinculada al cuidado del ambiente.

Pdvsa informó a través de una nota de prensa publicada en los medios regionales, el 15 de septiembre de 2017, que este proyecto sería manejado por Ronald Theis, trabajador de Bariven y gerente de Proyectos Estratégicos en Venezuela para Pdvsa y Citgo. Él era responsable del seguimiento y arranque de las desalinizadoras a escala nacional junto a Carlos Brett, director general de Políticas Públicas del Ministerio de Petróleo.

“El proceso de conversión de agua de mar en potable se denomina ósmosis inversa y de cada tres litros de agua salada procesada se genera uno dulce. Ya se activó en Amuay una planta para atender a 4.000 personas. Pronto lo haremos en Tiraya, Punta Cardón y Las Piedras. La planta Carmen Benita Sánchez tiene dos tanques de 25.000 litros cada uno con una conexión a la red de distribución de Hidrofalcón”, explicó Theis.

Según los contratos de adquisición, estaba garantizado el mantenimiento para las desalinizadoras durante un año. “Para garantizar su sustentabilidad es necesario capacitar a los vecinos en su mantenimiento, para que puedan contar con agua constante. Hay trabajadores de la comunidad incorporados al funcionamiento y control de la planta”, informó Theis.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...