El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

La costilla de res casi duplica el valor del salario mínimo en Maracaibo

Los mayores incrementos de precios se verificaron en las carnes de res y pollo en todas sus presentaciones, reporta Codhez

La Comisión para los Derechos Humanos del estado Zulia (Codhez) publicó los resultados del monitoreo de precios de alimentos realizado en Maracaibo, correspondientes a la primera quincena de septiembre, en los que se evidencia un aumento generalizado de +10% en los precios de los 21 productos verificados.

Los primeros 15 días de septiembre se caracterizaron por fuertes alzas en los precios de los alimentos más comunes del plato zuliano, además de otros obstáculos en cuanto a deficiencia de prestación de servicios públicos y escasez de gasolina, dificultando la adquisición de los alimentos y el traslado a los establecimientos de venta.

Sostenida alza del precio de las proteínas

De acuerdo con los resultados del monitoreo de precios realizado por Codhez en 23 establecimientos de ventas de alimentos, durante los días 12 al 15 de septiembre, los mayores incrementos se verificaron en las carnes de res y pollo en todas sus presentaciones.

La carne de res de primera experimentó un aumento de +14%, ubicándose en Bs. 1.539.046,67 por kilogramo, equivalente al 384,76% del salario mínimo. El corte de segunda se consigue, en promedio, en Bs. 1.349.158,18, es decir, +116% más costoso que el precio acordado por el gobierno nacional, estipulado en Bs. 624.863,54.

La costilla de res, la presentación más económica de la carne, aumentó +12%, es decir, Bs. 716.304,55, presentando una brecha notable en relación con su precio acordado fijado en Bs. 392.771,37.

En el caso del pollo, el alza de precios es más pronunciada. Así, el kilogramo de pollo entero se incrementó en +22% ubicándose en Bs. 806.108,62. Entre tanto, el kilo de alitas de pollo se ubica en Bs. 898.583,33, lo cual refleja un aumento de +10%.

Los precios de los granos tuvieron una tendencia a la baja, salvo el caso de las lentejas que evidenciaron un aumento de +49%, con un precio de Bs. 912.966,67, pese a que su precio acordado es de Bs. 249.945,42.

Por su parte, el cartón de 30 huevos aumentó +14%. En este caso, su valor en el mercado es de Bs. 902.441,18, mientras que su precio acordado es de Bs. 624.863,54, marcando una diferencia de +44%.

La harina de maíz, la pasta y el arroz blanco también aumentaron sus precios. La harina, regulada en Bs. 173.176,47, en el mercado se encuentra en Bs. 345.605,91. Entre tanto, la pasta, cuyo costo regulado es de Bs. 232.092,18, promedia un precio en los comercios de Bs. 447.175,27. El arroz blanco, regulado en Bs. 205.312,31, se consigue en Bs. 283.293,18.

En esta oportunidad, Codhez hizo seguimiento a los precios de algunas frutas: cambur, lechosa, guayaba y mandarina, y se compararon con los resultados de este mismo estudio obtenidos en abril de este año.

Transcurridos cinco meses desde su último monitoreo, el precio del cambur pasó de Bs. 61.285,71 a Bs. 218.469,16 (+256,48%). El costo de la lechosa aumentó de Bs. 110.000,00, a Bs. 375.790,90 (+241,63%); y la guayaba encareció de Bs. 89.000,00 a Bs. 335.345,45 (+276,79%). Por su parte, la mandarina promediaba Bs. 51.666,66, y ahora alcanza Bs. 822.163,00 (+1.491,28%).

Compra de alimentos, un desafío para los marabinos

La canasta Codhez, que comprende un conjunto de 21 precios de alimentos básicos monitoreados, alcanzó para la primera quincena de septiembre un valor total de Bs. 15.564.721,99, equivalentes a 3.891,18% del salario mínimo, cuyo monto está fijado en Bs. 400.000,00 mensuales. Esto, a su vez, representa a USD 43,09, según la tasa promedio en los mercados monitoreados, de Bs./USD 361.250,00.

Para Codhez, lo anterior resalta, nuevamente, la necesidad de exhortar al Estado venezolano para que ponga en práctica políticas que permitan paliar todas las limitaciones a la disponibilidad suficiente y estable, así como garantizar el acceso oportuno y permanente de los alimentos para los marabinos.

Es el caso de la implementación de un salario real y digno que permita cubrir las necesidades alimentarias de las familias, y la rectificación de otras medidas, pues algunas de las tomadas hasta ahora, como la lista de precios acordados, han resultado ineficaces e insuficientes.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...