El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Atención psicológica: un apoyo para los niños con cáncer

Angustia, dolor, temor y depresión son algunas de las emociones a las que se enfrentan los niños con cáncer de la Fundación Hospital de Especialidades Pediátricas (FHEP), de Maracaibo, cuando uno de sus compañeros fallece debido a la escasez de medicamentos o los problemas dentro del centro de salud.

Andreina Castro, coordinadora de la Unidad de Psicología de la FHEP, indica que la enfermedad de los niños no es solo física, es mental y emocional.

Los pacientes que padecen este tipo de enfermedades crónicas, por lo general, están familiarizados con la muerte, pero en las últimas semanas el miedo se ha incrementado en los afectados y sus familias, debido al deceso de los ocho niños.

Castro, quien tiene 12 años laborando en la FHEP, opina que tanto padres como pacientes se sienten desprotegidos, debido a la escasez de medicamentos e insumos que está atravesando el país.

Las actividades del personal de psicología están enfocadas en la motivación a continuar luchando, seguir adelante a pesar de las adversidades y los padecimientos físicos. “Este hospital es mágico gracias a la gente que aquí labora y que todos los días trata de ver lo positivo de la vida”, indica Castro. 

Valerie Barbich, quien es experta en terapia del duelo, afirma que cuando un pequeño muere, los sobrevivientes pasan por una serie de emociones, dolor, rabia y culpa. “Es un proceso en el que nosotros como psicólogos los escuchamos y ayudamos a atravesar todas esas etapas por medio de distintas herramientas como cuentos, dibujos y estrategias lúdicas, entre otras”.

La Unidad de Psicología la conforman 10 especialistas, quienes atienden a familiares y pacientes de manera individual. 

Barbich cuenta que aunque los dolores emocionales no pueden aliviarse con medicamentos, por medio de charlas y talleres les muestran cómo exteriorizar los sentimientos y sobre todo, enfocarse en aquellos hechos que sí pueden controlar, cambiar y mejorar.

“En cada encuentro le ratificamos a los padres que primero estamos para acompañarlos y segundo los ayudamos a construir respuestas y no a anticiparse a las situaciones”, asegura la psicóloga.

Apoyo incondicional

Eucary Arenas, madre de Samantha Briceño, quien solo tiene 2 años de edad y fue diagnosticada con leucemia, el pasado 3 de febrero del presente año, se siente agradecida por el apoyo que le han brindado los psicólogos de la fundación.

“No ha sido fácil ver morir a esos ocho niños. Tenía miedo de lo que pudiese pasarle a Samantha porque ella ingresó justamente la semana cuando empezaron a ocurrir”, explica.

Samantha es muy pequeña para entender las muertes, pero su mamá ha tenido que aprender a esconder sus lágrimas detrás de una gran sonrisa, para alejar de la niña los temores propios de una enfermedad como el cáncer.

 

 

 

 

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...