Maracaibo, Venezuela -

Opinión

Propuesta a la asamblea nacional, por César Ramos Parra

domingo 10/01/2016
9:29 AM
  • César Ramos Parra / Profesor Universitario

  • @versionfinal

  • Archivo

El inicio de las actividades de la nueva Asamblea Nacional ha estado caracterizado por la confrontación y la diatriba política. Aun cuando hayan excesos que causan preocupación en algunos sectores del País, pudiera considerarse
que es el desencadenante normal de un proceso en el cual, la fuerzas de oposición han pasado a controlar un escenario fundamental del poder constituido que pudiera marcar, para el otro sector, el preámbulo de un cambio definitivo en
la conducción del Estado. La profundización de esta querella y los medios empleados para ello, marcarán la pauta para determinar la forma cómo puedan desarrollarse los acontecimientos futuros. El Gobierno, vale decir las fuerzas del
Polo Patriótico, deberían abrir los espacios a la negociación para concertar acuerdos democráticos que conduzcan a la solución de los graves problemas nacionales, que el País está esperando y que determinaron su ostensible derrota en
los recientes comicios, como consecuencia del deterioro que nuestra sociedad ha experimentado en todos los órdenes; de lo contrario, no estarán interpretando el sentimiento popular que de hecho rechazó su modelo político. El nuevo
gabinete no apunta en esa dirección.

La Asamblea Nacional ha presentado una agenda que privilegia, según su Presidente HRA: “la recuperación de la autonomía del Poder Legislativo Nacional, la promulgación de una ley de amnistía y reconciliación nacional para excarcelar a los presos procesados por razones políticas y para que retornen al país los exiliados y, el compromiso de procurar dentro del lapso de seis meses subsiguientes a la toma de posesión de la nueva AN una solución constitucional, democrática, pacífica y electoral para el cambio de gobierno”. Evidentemente, una agenda estrictamente política.

Simultáneamente y conviviendo con ese escenario de confrontación, los otros sectores de la vida nacional, debemos hacer nuestras propuestas y EXIGIR a las instancias correspondientes, a través de leyes y/o Políticas Públicas, soluciones a los problemas que nos aquejan a la mayoría y eso nos proponemos desde la Cátedra Libre Responsabilidad Social Universitaria de LUZ, dejando de ser entes contemplativos de lo que sucede y convirtiéndonos en actores en la construcción de soluciones.

El tema educativo, prioritario para cualquier país en la Sociedad del Conocimiento tiene que ser abordado de manera impostergable. El tiempo perdido en esta área y el mal trato recibido por todo el sistema educativo, infringe un incalculable daño al País, fundamentalmente a nuestros niños, jóvenes y profesionales y técnicos que incide negativamente en la formación de nuestro capital intelectual y nos ubica en una sociedad atrasada muy distante del desarrollo humanístico, científico y tecnológico de los otros países. La formación de hombres y mujeres con valores
y con conocimientos de calidad no son asuntos de segunda jerarquía ni se logran con políticas efectistas. Esto se corresponde con un problema serio y se convierte en un impostergable reto para nuestro País. Ese y otros asuntos de la misma importancia, tienen que ser tratados por nuestros líderes políticos de manera prioritaria y cuyos particulares iremos abordando con la debida profundidad y sentido propositivo en las próximas entregas.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE