Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

Vendedores de Nestlé exigen reenganche y reposición de dos meses de sueldos caídos

Diecinueve trabajadores de la distribuidora nacional de alimentos y bebidas denunciaron que fueron sometidos a un "desmido masivo" por la empresa

viernes 17/08/2018
2:26 PM
  • Kalena Dávila Méndez

  • @VersionFinal

  • Fernando Chirino

Diecinueve vendedores de Nestlé en Maracaibo exigen un reenganche laboral y la reposición de dos meses de salarios caídos, tras un proceso “voluntario de negociación” por parte de la empresa que se negaron a concretar, pues denuncian que se trató de un despido masivo obligatorio.

Los trabajadores detallaron que el pasado 6 de junio fueron convocados a una reunión en el Hotel Kristoff, sin motivos aparentes, donde se les anunció que la empresa ya no podía correr con los salarios de al menos 28 vendedores presentes en el encuentro.

Desde entonces, nueve empleados de la sucursal Zulia, involucrados en el proceso de despido, abandonaron sus puestos de trabajos debido a la presión laboral. Se les ofrecía apenas una liquidación sencilla, cuando el que menos tiempo tenía en la distribuidora de alimentos y bebidas contaba con cinco años de experiencia dentro de Nestlé.  El resto, continúa en banca fuera de sus rutas de trabajo asignadas.

“Nos están pagando un salario referencial de apenas 5 millones de bolívares, no estamos haciendo nada por orden de la empresa. Muchos no nos queremos ir porque no tenemos un plan B y, además, nos obligaron a sentarnos en esa mesa de negociación”, comentó José Borrero, uno de los afectados que trabaja en la empresa desde 2008.

Denunció que la medida establecida por la distribuidora nacional viola su derecho de inmovilidad laboral, además, aseguró que hay nuevas personas en sus antiguos puestos de trabajo.  Pidió que se les devuelvan sus ocupaciones.

“Ese mismo día que nos reunieron a nosotros coincidimos con la gente que venía por las entrevistas en busca de nuevos empleos”, sostiene Borrero.

Otro de los afectados es Rodney Uribe, con 24 años en la empresa y con un cargo de supervisor, cuenta hoy con un salario fuera de nómina y un monto que no supera el millón 500 mil bolívares quincenal.  Atraviesa por un proceso de reenganche pero solo asiste a cumplir su horario.

“Nuestros derechos y beneficios contractuales están siendo cercenados. El mes pasado no nos pagaron porque la empresa nos tiene parados en un proceso de negociación donde su deber es garantizar el beneficio de las comisiones. No somos nosotros quienes dejamos de cumplir nuestro deber, es la empresa que nos obliga”, dijo José Barboza, vendedor de confite y alimentos.

Además de las comisiones y el salario por su labor en el área de compras, los empleados aseguran que se les quitaron las asignaciones de bonos por vehículos para el mantenimiento de sus unidades de transporte ubicado en 65 millones de bolívares.

Acusaron a las representantes regionales de Nestlé, María Alejandra Barboza y Olga Gil, por su responsabilidad en los “engaños” a los que han sido sometidos. Precisaron que diecinueve familias dependen de los puestos de trabajo que hoy están la “deriva”.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE