Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

Profesionales desesperados abarrotan el Registro

Usuarios amanecen para tramitar la legalización de documentos, a pesar de no tener planes de viajar a corto plazo

miércoles 10/01/2018
9:34 AM
  • Enmillyn Araujo

  • @versionfinal

  • Luis Torres

Aunque se muera mi mamá me voy del país. Así de desesperados estamos”, señaló Bernys Urdaneta, de 37 años, mientras aguardaba su turno en las afueras del Registro Principal de Maracaibo, diagonal a la Plaza Bolívar. Era la segunda vez que asistía al lugar, el día anterior quedó rezagado debido a la cantidad de personas que asistieron para solicitar el trámite.

El ingeniero civil llegó a las 4:00 de la madrugada en compañía de su esposa para legalizar los documentos necesarios para el viaje que emprenderán, posiblemente a Chile.

La pareja tiene dos hijos –de 9 y 2 años-. La crisis económica desafía sus bolsillos y va ganando. Sus sueldos no les alcanzan, por eso gestionan las partidas de nacimiento y los títulos universitarios para emigrar del país cuando la oportunidad se presente.

“La población joven y preparada se está yendo de Venezuela”, afirma Urdaneta cuando observa que la mayoría de sus compañeros de espera son jóvenes y adultos, de entre 20 y 40 años.

Quienes esperan en las afueras de la institución en una la de más de 500 personas, madrugan y realizan grandes sacrificios para efectuar la gestión, a tan solo 9 días del inicio de 2018.

El técnico superior universitario (TSU) en Diseño, Ángel Luzardo, quien con el firme propósito de llegar al registro, partió a pie desde su casa en el barrio Suramérica, hasta el Kilómetro 4, a la 1:30 de la mañana.

La falta de transporte nocturno lo  obligó a seguir caminando bajo las penumbras de la ciudad; luego de tres horas y media de maratón llegó a su destino.

“Me voy a Perú con mi esposa que es licenciada en Recursos Humanos,  solo nos falta reunir unos dólares”, contó Luzardo.

El profesional expresó que producto de las dificultades económicas, sus familiares viven en distintos países. “Estamos regados. Mi mamá y hermano están en Colombia, y mi tía en Panamá”.

Denuncian el cobro para evitar el proceso de espera para la recepción y, posterior, entrega del documento, por parte de “gestores”. “Piden 100 mil bolívares por cada documento”, indicó.

Los usuarios realizan el proceso, sin tener un viaje planificado, con la intención de agilizar su salida de Venezuela; generando el colapso durante la recepción y entrega de los documentos.

Algunas personas acuden en más de dos oportunidades. Deben esperar por largas horas, bajo el inclemente sol, para recibir la planilla de pago que luego llevarán al banco para procesar su solicitud. Su espera se prolonga porque la entrega del trámite dura hasta un mes.

 En cifras

En el libro La voz de la diáspora venezolana, el sociólogo Tomás Páez expone que el 8 % de los venezolanos viven en el exterior, que equivale a más de dos millones de ciudadanos que migraron a Estados Unidos, Italia, Portugal, España, Colombia, Panamá y Argentina, en los últimos 18 años; desde que el fallecido Hugo Chávez inició su mandato presidencial.

“En los últimos dos años la oleada ha sido masiva. Las estadísticas siempre están por detrás de la realidad, que avanza a un ritmo que asusta”, aseveró Páez en una entrevista realizada por la DPA -Agencia Alemana de Prensa, en español.

Karelys Fernández, presidenta de la Asociación de Profesores de la Universidad del Zulia (APUZ), señaló que más de 350 docentes renunciaron a su cargo en el 2017 para irse del país.

“Es una situación grave. Tenemos una descapitalización de la academia. Los profesores con maestrías, doctorados y especializaciones se van a otros países”, señaló.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE