Maracaibo, Venezuela -

Ciudad

Potabilidad del agua no depende solo de Hidrolago

lunes 26/09/2016
8:28 AM
  • Paola Cordero/ Foto: Juan Guerrero

  • @versionfinal

  • Archivo

¿ Cantidad o calidad? Al recibir el servicio de agua los zulianos no saben si alegrarse porque por fin llegó o si seguir enojados porque el vital líquido trae una coloración inusual, que los limita a usarla para las necesidades más básicas. Sale marrón y hasta con barro incluido.

 “Por lo menos podemos lavar los pisos, limpiar y echarle agua a los baños, pero para bañarnos no, lo que nos puede dar es una alergia tremenda en la piel”, comentó Elisabeth de Romero, ama de casa y habitante del sector Las Lomas de Maracaibo.

Hervir el agua es la opción principal, pero aún así los usuarios evitan el consumo o cualquier contacto de esta con los alimentos.

“Ni para lavar ropa nos con amos, lavamos los pantalones y ropa vieja, pero ni la ropa interior ni la de colores claros, porque se nos puede manchar”, apuntó la señora Elisabeth.

Ausberto Quero, ingeniero agrónomo y ambientalista, indicó que la potabilidad depende de múltiples factores que van desde los embalses hasta el contenedor donde se deposita, pues a pesar de que esta salga bajo norma de las plantas, durante el trayecto hasta llegar a los hogares puede contaminarse, ya sea por el mal estado de la red de tuberías o de las pipas y tranques.

Quero explicó que la causa principal es la deforestación que hay actualmente en las cuencas de los ríos que surten los embalses, lo que genera la sedimentación de los mismos y hasta una disminución en el tiempo de su vida útil.

En segundo lugar influye el proceso de potabilización, que requiere la utilización de químicos como cloro y sulfato de aluminio. Estas substancias en cantidades mayores a las indicadas podría afectar la salud de la población en general.

Por último el transporte del vital líquido es un punto clave. Hay camiones cisternas que no cumplen con los estándares de salubridad establecidas y sectores donde las tuberías tienen filtraciones, por donde se mezclan las aguas servidas con las potables.

Según el ambientalista, a pesar de que la responsabilidad recae en Hidrolago, por ser el ente encargado de la distribución del sistema de aguas, no se le puede culpar completamente de su contaminación.

“Es verdad que falta mantenimiento en las plantas potabilizadoras y eso evidentemente está afectando, pero este es solo uno de los tantos factores que nos involucran a nosotros quienes recibimos el servicio”, señaló el ingeniero.

Riesgo latente

Son múltiples los padecimientos asociados a la calidad del agua, entre ellos principalmente los que tienen que ver con afecciones estomacales, renales, epidérmicas y hasta del sistema nervioso, cuando hay una alta presencia de químicos y metales en el agua.

Comúnmente las enfermedades son las causadas directamente por las toxinas generadas por los microorganismos, como por ejemplo el botulismo o la intoxicación producida por estafilococos, diarrea, fiebre tifoidea, hepatitis A, cólera, parasitosis intestinales y enterocolitis infecciosa. Además de las relacionadas con la piel, alergias, dermatitis o escabiosis.

A pesar de que Hidrolago garantice los índices de potabilidad requeridos, hervir el agua que está llegando a los hogares no sería suficiente para su consumo, por lo que lo ideal es destinarla para los quehaceres y optar por el agua mineral para tomar y elaborar los alimentos.

Los cuidados deben incrementarse, pues el agua de botellón en ocasiones tampoco es totalmente apta, por el mismo factor del almacenamiento.

Es recomendable que cada tres, máximo cuatro meses los tanques y pipas donde se deposita el agua sean lavados a profundidad, pues en el fondo de la misma forma se van asentando todas las partículas externas que vienen en el vital líquido.

¿Hay solución?

El ingeniero indicó que son varias las opciones que deben considerarse para garantizar el restablecimiento óptimo del servicio de agua potable.

Por parte de la hidrológica y el Ministerio de Ecosocialismo y Aguas, la reforestación de las cuencas, en primer lugar, para evitar la sedimentación en períodos de lluvia; además, el cumplimiento de la normativa de traslado de los camiones cisterna y la sustitución progresiva de las redes de tuberías. De parte de los ciudadanos queda el almacenamiento adecuado.

LEA ADEMÁS
Loading...
COMENTE