El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Lewandowski le gana la pulseada a Haaland y el Bayern se mantiene líder

Dos goles del Noruego en menos de 10' no son nada si la respuesta son tres tantos del polaco en el resto del partido más uno adicional de Goretzka para cerrar la remontada en el clásico alemán.

El Dortmund duró diez minutos en el clásico del fútbol alemán. El Bayern, 90. Por eso fue capaz de remontar el doblete inicial de Haaland en los últimos compases del partido e imponerse al eterno rival por 4-2.

Lo hizo gracias a un estelar Lewandowski que anotó un hat-trick y, de esta manera, se proclamó justo ganador del duelo de pistoleros ante el niño prodigio noruego que, además, tuvo que retirarse lesionado a tan solo tres días de disputar la vuelta de octavos en Champions ante el Sevilla. No le importa a un Bayern que aguanta la presión del Leipzig y sigue en lo más alto de la Bundesliga, a dos puntos del conjunto dirigido por Julian Nagelsmann.

Tal y como lo reportó AS, los diez minutos iniciales del choque por excelencia en Alemania fueron una oda en negriamarillo. Y al piano, Erling Haaland. Necesitó dos minutos el noruego para aterrizar en el Allianz y empalar el cuero en el fondo de la red por primera vez. Control, disparo seco, rechace de Boateng y gol. Cinco minutos más tarde, el cíborg escandinavo volvió a aparecer para subir el segundo a centro de Hazard. Lewandowski, desde el lado opuesto del césped, miró de reojo al nene.

Pero quedaba mucho. Demasiado para un Borussia que, arriba, es un arma de destrucción masiva pero atrás, una calcomanía. Subió revoluciones el campeón, obligó al eterno rival a replegar y colocar sus dos líneas de cuatro a la altura del área. Comenzó media hora de acoso y derribo por parte de un Bayern herido que, cuando le tocan su orgullo, casi siempre responde.

En este partido no fue diferente. El imperial Sané por el flanco diestro sirvió el primero en bandeja a Lewandowski. El polaco tenía ganas de unirse a la fiesta de Haaland y puso las tablas desde los once metros antes de marcharse a vestuarios.

La sonrisa inicial en los rostros de los visitantes comenzó a diluirse. En el 60′, momento en el que Haaland tuvo que retirarse lesionado, la cara de Terzic era un poema. Se tambaleaban los suyos. Entró Reinier, pero apenas logró cruzar la divisoria ante un Bayern que mantuvo la asfixia constante.

Lewy tuvo el tercero. Alto. Ingresó Gnabry. Más madera. No pasaba un minuto sin que los bávaros rematasen a puerta. No paró de insistir. Y el Dortmund, de resistir. Lo logró hasta el 88′, momento en el que una volea de Goretzka tumbó el muro borusser definitivamente. Un minuto después, Lewandowski remató la faena desde la frontal. Hat-trick contra Haaland. 31 dianas en liga. Manda él.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...