El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Santa Claus World promueve la unión familiar y enciende la Navidad en Maracaibo

El San Nicolás zuliano visitó Versión Final vestido con un elitesco traje, diseñado por Douglas Tapia, que hace juego con su trato afable. Gabriela de Los Ángeles le acompañó y le hizo un regalo especial

Seamos adultos o niños, aunque esté dormido, el espíritu de la Navidad está siempre con nosotros. Cada diciembre, ese ‘yo interior’ nos dice que es momento de revivir el sentimiento de ilusión y alegría que nos causa las fiestas decembrinas, la tradición de San Nicolás y el nacimiento del niño Jesús.

Ese niño que tenemos dentro siempre debemos dejarlo salir. Eso es lo que mantiene más nuestra juventud espiritual”, comenta el propio Papá Noel en una visita a Versión Final. “La tradición te dice que las luces de Navidad apagan y encienden pero la nuestra no debemos dejar apagar jamás”.

Esa es la premisa de Santa Claus World, un personaje que inspira amor, paz, felicidad y esperanza. Y es que, solo con verlo a los ojos, transmite esa nobleza que guarda su corazón, necesaria para desempeñar su labor como promotor de la unión familiar.

Junto a dos de sus duendecillas, Dulce y Estrellita, comenta que este proyecto nació en 2015, cuando la suegra de Luvin Ramón Vergara, como es su nombre real, le regaló su primer disfraz del hombre de barba blanca.

Pero, en realidad, la historia se remonta a muchos años atrás, pues recuerda con mucho cariño cómo su abuelo personificaba a Santa cada 24 de diciembre.

Todos los que personificamos realmente el espíritu de Santa tenemos algo muy noble dentro de nuestro corazón. Mi abuelo se colocaba un traje muy feo y cuando sonaban las piedras en el techo sabíamos que Santa iba a llegar”, cuenta con un nudo en la garganta.

Luego, prosigue, se casó con su esposa y representante Suzett Vielma, y “mi suegra es quien hace a este Santa porque era fanática de él”.

“Ella me regaló una Navidad un traje de Santa y me lo coloqué para la familia. Allí nació. Empezaron a llamarnos a algunas fiestas y reuniones y ahora tengo muchas personas que apoyan Santa Claus World”, explica, y coloca como ejemplo al reconocido diseñador Douglas Tapia, quien creó para él la elitesca prenda que luce actualmente, que hace juego con su perfecta barba blanca sus mejillas sonrojadas.

“No es solamente colocarse un traje”

Cuando no lleva puesto el traje rojo, admite ser “un poco cascarrabias” pero cuando se lo coloca todo cambia. “Se hace la magia, me transformo y lo vivo”, dice. Y sí, su barba es real.

Desde hace 8 años, la estilista Marianela Caldera se encarga de la transformación de Santa; esto incluye decoloración, tratamiento de hidratación, corte y secado, tanto del cabello como de la barba. Como un plus, le recomienda tomar vitaminas para mantener cuidado el pelo.

Ama con locura su nuevo atuendo, que llegó a sus manos el 21 de diciembre de 2020 de parte del creador de vestidos del Miss Venezuela.

Lo importante es que fue diseñado por él, sin duda tiene una magia”, refiere entre risas.

Hoy, esta idea familiar, es conocida en cada lugar de Maracaibo. Santa ha visitado cientos de hogares y barriadas de la capital zuliana. Y hasta tiene una coreografía especial para anunciar la llegada de la “época más linda del año”, que realiza junto con sus duendes traídos del Polo Norte: Lutin, Caramelo, Dulce, Candy, Max, Indy y Bell. En su cuenta de Instagram @santaclausworld difunde contenido de sus actividades.

No es solamente colocarse un traje y decir ‘Ho, Ho, Ho’, sino llevar ese sentimiento, la esencia de lo que es el nacimiento de nuestro niño Jesús, y transmitir siempre el espíritu navideño”, opina Luvin, nacido en Jesús Enrique Lossada, específicamente en La Paz.

No le gusta ser un Santa de Centros Comerciales. Prefiere ser uno que baile, cante, juegue con los niños, que cuente cuentos. “No solo estar allí sentado y las fotos. Quiero que quede en un recuerdo de los pequeños”, manifiesta.

Santa Claus World disfruta compartir con chicos de sectores populares de la ciudad porque puede llevarles alegría, aunque sus deseos a veces le rompan el corazón. “Algunos me dicen ‘Santa, tráeme a mi mamá que está en el cielo’ o niños en silla de ruedas ‘Santa, ayúdame a caminar de nuevo’, y yo quedo sin palabras”, relata.

Un caso particular, comparte, fue el de una pareja con cinco años de relación que no había podido tener hijos. “Se me acerca el hombre y me dice: ‘No hemos podido tener hijos, ayúdame’. A lo que le contesté: ‘Tendrán la bendición’, le sobé la barriga a la señora e hice una oración. Al año siguiente la mujer me sorprendió diciéndome que estaba en estado. Fue increíble”, rememora.

“Cuando soy Santa hay un cambio espiritualmente, no es solamente recibir, es dar un regalo sin esperar una respuesta. Pero sí te está dando Dios muchas bendiciones. Desde que soy Santa, gracias a Dios, de salud estamos muy bendecidos”, agradece.

La magia de las cartas

Este San Nicolás zuliano se declara fanático de las cartas de niños hechas a mano. “Es un mensaje real que viene del corazón, tienen magia”, menciona. Todas las tiene guardadas como un tesoro dentro de un baúl.

Hay cartas que son sumamente especiales. Una vez un niño, que se le había quemado el hogar donde vivía, pidió una casa para su familia. Hay niños que primero piden para su familia y luego, si queda, para ellos. Piden comida y juguetes para otros niños”, resalta.

Señala que sus duendes están dispuestos a ir a los hogares de los chicos que necesiten una ayuda para elaborar los escritos para Papá Noel.

Añade que la materia prima de los regalos son las acciones que tiene cada niño y cada adulto, porque Santa no es solamente querido por los chiquillos de la casa. “Hemos visitado casas donde no hay niños, sino puros adultos. Es extraordinario llevar esa alegría a tanta gente”, dice con una sonrisa en su rostro.

“He aprendido con Santa que no hay nada en la vida que tú le pidas a Dios y al universo que no se te conceda, si se lo pides con fe. Los cambios vienen desde dentro. Si no hacemos un cambio en nuestros corazones nunca vamos a ver un cambio real en la vida”, reflexiona.

Luvin, quien el resto del año trabaja como supervisor general de una óptica en Bogotá, se siente muy feliz de haber cumplido con algunos deseos que plasman en sus cartas los niños o piden las personas que lo reciben en sus hogares en Navidad.

Recuerda con aprecio a la familia Gotera, que invitaban a Santa solo para los abuelos. Asimismo, dice tener muchos colaboradores para llevar juguetes a hospitales, como el Servicio Autónomo Hospital Universitario de Maracaibo (Sahum).

Para este año tiene como objetivo visitar Isla de Toas, “un lugar muy bonito pero abandonado”, para ofrecer entretenimiento a los pequeños y recibir sus cartas. “Cuando un niño te da un abrazo y te mira con esa ilusión te dan muchas ganas de seguir con tu labor. Eso me motiva a seguir siendo Santa, es mágico”, admite.

Compartir en familia

Otra de las misiones que se propuso para este 2021 va dirigida a las familias venezolanas: guardar los teléfonos en las festividades de Navidad.

Esa noche deberíamos tener ese teléfono guardado, apagado. Son máximo cinco horas. Tenemos que vivir, compartir y celebrar el nacimiento de nuestro niño Jesús. ¿Por qué ver los estados (en WhatsApp) de otras personas? Vamos a ver nuestros estados personalmente con la familia”, alega.

En cuanto al tradicional árbol, dice que “lo importante de armar un arbolito es decorarlo nosotros mismos en familia, colocar algo, así sea algo hecho a mano”. Y enseña que su forma es triangular por ser “padre (arriba), hijo (derecha) y espíritu santo (izquierda)”.

Santa Claus World es un fiel devoto de la Virgen de Rosario de Chiquinquirá, por lo que el pasado 17 de noviembre decidió visitar la Plaza de la República y la plaza El Ángel.

“No podían creer que Santa había bajado el Día de La Chinita. Pero quería recibir la bendición de la Virgen”, precisa.

El sueño de Luvin es una certificación de la Universidad de Santa Claus, ubicada en California, EE. UU. Actualmente, en Suramérica, solo ha sido certificado un hombre que encarna el personaje pero esta legitimación debe renovarse cada año.

“Deben estar calificados psicológicamente, tener barbas reales y cumplir todas las características. Dan clases de teatro, de baile. Este año la enseñanza es no imitar a nadie, sino que sea un Santa”, menciona.

Sorpresa para Santa

Pero él no es el único creyente. Gabriela de los Ángeles Figuera, actual Princesa del Deporte de la Feria Internacional de La Chinita, visitó también la sede de Versión Final para compartir con Santa y recibir su bendición.

Con su campana sonando, el hombre del traje rojo la bautizó como “la nueva guardiana de Maracaibo y de El Moján”. Y prometió ir hasta su casa a visitarla.

Como es costumbre en todos los sitios que visita Gaby, como es conocida la pequeña artista, las emociones estaban a flor de piel. La jovencita sorprendió a Santa cantándole el villancico “Oh, santa noche”, compuesto en 1847 con música del compositor Adolphe Adam.

Una lágrima por parte del barbudo y un fuerte abrazo sellaron el grato encuentro de ambos. “Estaba loco por conocerte. Qué hermoso regalo me has dado, es la primera vez que me cantan”, le comenta.

Tras el agradable momento, los trabajadores del diario pudieron pasar un rato con él y, tal si fuesen niños, le pidieron sus deseos para esta Navidad.

Entre los deseos de Santa Claus World está tener una reunión con todos sus homólogos de Maracaibo, “tomando café, unos de bermuda, haciendo parrilla, lo imagino en un parque amplio”. Extendió una invitación para todos.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...