El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Famosos se movilizan para ayudar a víctimas de incendios en Australia

La cantante estadounidense Pink tuiteó el sábado que había donado 500.000 dólares, la misma cantidad que la actriz australiana Nicole Kidman

Celebridades como la tenista Ashleigh Barty, después de Nicole Kidman y Pink, se movilizaron este domingo haciendo colectas de fondos o donaciones para los bomberos y las víctimas de los incendios que asolan Australia y causaron ya 24 muertos.

Este domingo, tras una jornada de fuegos particularmente violenta, las temperaturas más bajas y lluvias daban una tregua en ciertas zonas de los estados de Victoria y Nueva Gales del Sur.

Pero en las ciudades balnearias de la costa Este el cielo se volvió negro y llovieron cenizas, y las grandes ciudades se ahogaban bajo una nube de humo.

Diversas personalidades también han prometido o recaudado millones de dólares para apoyar a los bomberos y a las comunidades afectadas por los incendios.

La actriz Celeste Barber lanzó un fondo común en Facebook para ayudar a los bomberos, que recaudó en 48 horas 25 millones de dólares australianos (15,5 millones de euros) de donaciones de todo el mundo, reseñó AFP.

La número 1 mundial del tenis, la australiana Ashleigh Barty, anunció que donaría lo que gane en el torneo de Brisbane a la Cruz Roja para ayudar a las víctimas de los fuegos. Sus ingresos pueden ser de hasta 250.000 dólares estadounidenses (unos 225.000 euros).

La cantante estadounidense Pink tuiteó el sábado que había donado 500.000 dólares, la misma cantidad que la actriz australiana Nicole Kidman. “El apoyo, los pensamientos y las oraciones de nuestra familia están con todos los afectados por los incendios en Australia”, escribió la actriz en Instagram.

“Territorio desconocido”

El sábado, cientos de propiedades fueron destruidas y un hombre murió cuando intentaba salvar la casa de un amigo en unas condiciones extremas, entre las peores desde el comienzo de los incendios en septiembre.

Cerca de 200 incendios siguen activos este domingo, a menudo fuera de control, aunque pocos necesitaron activar los avisos de emergencia, en un momento en el que las temperaturas comenzaban a bajar.

Millones de australianos se vieron afectados en el sureste, la parte más poblada de la isla continente, por esta catástrofe que las autoridades no logran contener desde hace meses, que ya arrasó una superficie equivalente al doble de Bélgica y causó 24 muertos, incluidos tres bomberos.

Mensaje de la reina

La reina Isabel II se declaró “profundamente triste” por los fuegos y dio las gracias a los servicios de emergencia “que pusieron su propia vida en peligro” para ayudar a la población.

Miles de personas fueron desplazadas, como Noreen Ralston-Birchaw, de 75 años, que en Nochevieja perdió su casa de Mogo, a un centenar de kilómetros al sureste de Canberra.

En este momento, no deseo volver para ver mi casa convertida en cenizas”, confesó a la AFP.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...