El diario plural del Zulia

NASA y México desarrollan nanosatélites para estudiar animales marinos

El plan busca instrumentar un monitoreo de especies marinas, como las ballenas, tiburones y leones marinos, con mejoras significativas como una mayor cobertura geográfica, menor costo de inversión y mayor ancho de banda para la transmisión de datos

La Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (NASA, por sus siglas en inglés) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) vienen desarrollando juntas pequeños satélites para el estudio de los animales marinos.

Se trata de una constelación de satélites que viajarán al exterior del planeta de una forma consecutiva y ordenada y que serán puestos en órbita en una misión que la NASA planea para 2025", dijo este lunes a Xinhua el experto mexicano Alejandro Farah Simón.

En entrevista, el investigador explicó que en el proyecto denominado "Aztech-Sat" se diseñan cuatro minisatélites idénticos de 10x10x10 centímetros llamados "CubeSat" por su forma de cubo, mismos que orbitarán la Tierra para rastrear animales marinos que migran desde los polos norte y sur hasta el ecuador terrestre y de regreso.

El plan busca instrumentar un monitoreo de especies marinas, como las ballenas, tiburones y leones marinos, con mejoras significativas como una mayor cobertura geográfica, menor costo de inversión y mayor ancho de banda para la transmisión de datos, en tanto estos animales marinos llevarán sensores en su cuerpo y las señales que emitan serán captadas por los "CubeSat" para seguir sus trayectorias y migraciones, lo que ayudará a conocer sus costumbres y la manera en que les afecta el cambio climático.

La observación de estos mamíferos nos va a permitir generar nuevos algoritmos de control, así como entender un poco más el comportamiento de los mamíferos, la manera en que se mueven, hacia dónde van, qué implicación tienen las mareas con el cambio climático, etcétera", refirió Farah.

El costo del CubeSat será de unos 10 millones de pesos (unos 500.000 dólares), inferior a los presupuestos que se gastaban en satélites, que eran de decenas o centenas de millones de pesos.

En el mundo hay una tendencia generalizada para desarrollar nanosatélites porque ahora no son tan costosos y son competitivos para hacer ciencia o monitoreo de la Tierra", detalló Farah, del Instituto de Astronomía de la máxima casa de estudios de México.

Sin esta tecnología, dijo el científico, difícilmente se podría hacer un seguimiento tan específico en la Tierra, pues se tendrían que colocar cámaras en muchos lugares, así como sensores, por lo que resulta más fácil lanzar los satélites al espacio y tener una cobertura mucho más amplia.

"Aztech-Sat" cuenta con el apoyo de la Agencia Espacial Mexicana (AEM), la UNAM y cuatro universidades mexicanas participan en el diseño y construcción de los nanosatélites.

Este trabajo, continuó Farah, es de gran importancia porque es así como se trabaja en la NASA, con especialistas de todo el mundo y ahora México tiene acceso a esa tecnología.

Por todos lados, es un gran avance porque la NASA comparte su tecnología con México y nosotros colaboramos con ellos con un alto nivel", destacó.

Asimismo, el desarrollo de estos pequeños instrumentos espaciales permitirá formar a estudiantes mexicanos a través del conocimiento de nuevas tecnologías y la profundización en la investigación espacial.

El lanzamiento de los nanosatélites está garantizado porque es un proyecto a invitación de la NASA, pues se cuenta con su conocimiento y soporte para que el proyecto sea exitoso y aprovechado por los estudiantes y especialistas mexicanos", concluyó Farah.

Las entidades promotoras del plan son la NASA, el Bureau Ocean Energy Managment (BOEM), que se encarga del monitoreo de la explotación responsable de los recursos energéticos, minerales y marinos de la plataforma continental exterior de Estados Unidos y la AEM.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...