El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Microsoft quiere construir gigantescos centros de datos bajo el mar

Microsoft Research, la división de investigación de la compañía, está probando la idea de crear centros de datos masivos debajo del nivel del mar para eliminar uno de sus problemas, el uso de aire acondicionado para refrigerar los aparatos.

Los centros de datos están formados por cientos de ordenadores y de servidores que, como todos los aparatos electrónicos, emanan calor. Cuando el calor llega a altos niveles, los dispositivos se sobrecalientan y los servidores se caen, por lo que hay que mantener frías las salas de dichos centros mediante sistemas potentes de aire acondicionado.

A la compañía de Redmond no le gusta demasiado la idea de desembolsar altas cantidades de dinero en las facturas de la luz, por lo que ha desarrollado un prototipo con el que probar si debajo del agua se pueden mantener estos sistemas y cuales son sus beneficios y dificultades. Este proyecto lo han denominado como Project Natick.

“La primera vez que escuché la idea pensé: ‘agua… electricidad, ¿por qué alguien haría algo así? Pero según se piensa más sobre el tema, empieza a tener sentido”, explica uno de los ingenieros que han trabajado en el sistema, Ben Cutler.

Además de necesitar frío para no calentarse, esta tecnología necesita de un elemento indispensable para funcionar: electricidad. Al estar bajo agua, los cables de la electricidad no podrían colocarse, con lo que Microsoft tiene en mente utilizar turbinas para generar la potencia necesaria, contribuyendo, de paso, con el medio ambiente. Tras sumergir los centros bajo agua, los datos se transferirían hasta tierra firme a través de cables de fibra óptica.

La compañía se plantea dos formas de colocación del proyecto: posicionar el centro en el fondo del mar o colocarlo de tal manera que queden como una especie de “sacos” suspendidos debajo de la superficie del agua, reseñó Europa Press.

Microsoft está en un etapa temprana de pruebas con su prototipo, Leona Philpot, pero ya ha sido introducido y rescatado del mar para analizar los primeros resultados. Este tipo de tecnología podría reducir el tiempo que se tarda en construir un centro, aproximadamente dos años, hasta llegar a los 90 días, según la propia compañía.

 

 

Entre sus planes está que el centro aguante hasta cinco años debajo del agua antes de ser extraído para modernizar los ordenadores y servidores de cara a volverlo a sumergir.

Se trata de una tecnología destinada a reducir costes, principalmente, pero determinantes como la humedad, la presión o que los aparatos no necesiten una reparación antes de esos cinco años son vitales para que el proyecto se mantenga en un futuro.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...