El diario plural del Zulia

Mark Zuckerberg dejaría Meta, anteriormente Facebook, el año que viene

El crecimiento de plataformas competitivas y los gastos para mantener y renovar sus plataformas, han provocado este declive en la página social

Después de más de 18 años al mando de ese "monstruo" de Internet conocido antes como Facebook, y desde hace cosa de un año como Meta, Mark Zuckerberg podría estar preparándose para abandonar el cargo de director ejecutivo. Así lo afirma The Leak, medio que, citando "fuentes internas", apunta que habría optado por tomar la puerta de salida en soledad. No se habría visto forzado por los inversores.

También se señala que el empeño de la empresa por la construcción del metaverso, esa suerte de nuevo mundo digital en el que el usuario podrá replicar la vida misma gracias al uso de tecnologías como la realidad virtual y la realidad aumentada, "no se verá afectado" por la decisión.

Por tanto, se entiende que, en principio, la creación de la próxima versión de Internet seguiría siendo del interés de Meta, incluso sin Zuckerberg al timón del barco.

La información de The Leak no ha tardado en ser rebatida por la tecnológica. En concreto, por Andy Stone, jefe de comunicación de Meta, quien ha respondido a la noticia a través de Twitter afirmando, simplemente, "esto es falso"..

Pase lo que pase finalmente con Zuckerberg, no cabe duda de que Meta se encuentra en el momento más complicado de sus cerca de dos décadas de historia.

La caída en los ingresos publicitarios, el desarrollo de nuevas herramientas de privacidad en dispositivos Apple, la entrada en escena de nuevos competidores, como TikTok, y la enorme inversión para la creación del universo digital futurista han provocado que la compañía pierda buena parte de su valor.

En apenas una año, las acciones han caído más de un 60%, lo que ha provocado que la fortuna personal de Zuckerberg, como la de los inversores, se vea muy mermada. La caída en los beneficios también ha motivado que la compañía se haya visto en la necesidad de realizar un recorte importante en la plantilla y que los inversores hayan llegado a cuestionar el rumbo escogido por el ejecutivo para la compañía.
Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...