El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Luego de cuatro intentos despega el satélite Sentinel-1B

El satélite europeo Sentinel-1B despegó este lunes al cuarto intento desde el puerto espacial de Europa en Kurú, en Guayana Francesa, a las 21:02 horas GMT.

El lanzamiento se produjo en un cohete Soyuz, que además del Sentinel-1B, lleva a bordo tres pequeños satélites CubeSats y el satélite Microscope de la agencia espacial francesa, CNES.

La primera previsión era que el cohete Soyuz despegara de Kurú el pasado viernes, pero el viento en altura pospuso el lanzamiento, primero 24 horas y después otras 24; el tercer intento fue el domingo, pero en esa ocasión una anomalía en el cohete impidió su despegue.

El Sentinel-1B es el cuarto satélite del programa europeo Copérnico, un ambicioso proyecto de observación de la Tierra con el que Europa quiere invadir de datos (de distribución gratuita) el planeta, para vigilar océanos, ríos, lagos, glaciares, clima o desastres naturales y mejorar así la gestión del medio ambiente.

El programa incluye varias misiones y, además del de este lunes, ya están en órbita tres satélites de tres misiones distintas: el Sentinel-1A, el 2A y el 3A.

El Sentinel-1B se unirá a su gemelo casi idéntico cuyo lanzamiento fue hace dos años (Sentinel-1A) y ambos orbitarán a 180 grados de separación, lo que proporcionará una cobertura mucho más completa del planeta para monitorizar el medio ambiente.

Los Sentinel-1 llevan a bordo un avanzado instrumento radar (construido por Airbus Defense and Space) capaz de observar la superficie de la Tierra a través de las nubes y lluvia, independientemente de si es de día o de noche.

Esto lo convierte en la misión ideal para, por ejemplo, observar las regiones polares, en las que hay oscuridad en los meses de invierno, o los bosques tropicales que suelen estar cubiertos de nubes.

Al situarse sobre océanos y mares, la misión suministra imágenes que permiten generar puntualmente mapas con las condiciones del hielo marino para un tránsito seguro de embarcaciones, detectar y hacer un seguimiento de vertidos de petróleo y proporcionar información relativa a vientos, olas y corrientes.

Además, sirven para la gestión de bosques y para dar soporte a situaciones de crisis o ayuda humanitaria.

Junto a su gemelo Sentinel-1A, tomarán imágenes de la Tierra cada seis días.

En el momento del lanzamiento el satélite pesó unos 2.200 kilogramos (incluye combustible) y una vez en órbita a 686 kilómetros desplegará sus paneles solares para cargar sus baterías.

El Sentinel-1B se separó 23 minutos después del lanzamiento del cohete.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...