El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Conozca los diez errores y escándalos tecnológicos de 2019

WhatsApp cuya propietaria es Facebook, tuvo que ocuparse de graves vulnerabilidades este año. Una de ellas permitía a ciberatacantes a enviar paquetes de datos maliciosos a los dispositivos Android e iOS de las víctimas

Ha sido un año largo. Después de otros 12 meses de violaciones de datos, errores de software, fiascos de privacidad, mal funcionamiento de dispositivos y grandes compañías tecnológicas que entran en controversia, aquí está el repaso por 10 momentos tecnológicos conflictivos.

Samsung Galaxy Fold

El año de los teléfonos plegables resultó ser un fracaso muy costoso. El Galaxy Fold de US$ 2.000 de Samsung se rompió tan pronto como entró en revisión. Resulta que las pantallas venían con una película protectora que era fácil de quitar. El malogrado lanzamiento fue un desastre de relaciones públicas que condujo a retrasos importantes en la comercialización. El propio CEO de Samsung lo tildó como “vergonzoso”. Incluso, el dispositivo “mejorado” resultó ser “alarmantemente frágil”, reseñó El Comercio. 

Otro año malo para Facebook

Mark Zuckerberg ha dejado en claro que la red no verificará los anuncios políticos, incluso si contienen mentiras, en defensa de la libertad de expresión. Pero Facebook está discutiendo algunos cambios como restringir la precisión con la que las campañas pueden llegar a grupos específicos. Facebook corre el riesgo de verse afectado por su indecisión, especialmente porque Google y Twitter ya han implementado políticas de publicidad política. Además, Zuckerberg compareció ante el Congreso estadounidense para responder preguntas sobre la ambiciosa iniciativa de moneda digital, Libra. La presión y las críticas regulatorias llevaron a varias compañías de pago a abandonarla en los días previos a la audiencia.

Bug en FaceTime

Apple se vio obligada a deshabilitar la función de llamadas de grupo en FaceTime, luego de que medios informaron sobre una importante falla de seguridad. Un niño de 14 años de Arizona descubrió el error y su madre luchó por una semana para llamar la atención de la compañía. La falla permitía a cualquier persona a oír e incluso ver lo que estaba haciendo su interlocutor antes de que aceptara la llamada.

Fallas en WhatsApp

La aplicación de mensajería, cuya propietaria es Facebook, tuvo que ocuparse de graves vulnerabilidades este año. Una de ellas permitía a ciberatacantes a enviar paquetes de datos maliciosos a los dispositivos Android e iOS de las víctimas. WhatsApp parchó el error con una actualización posterior. Más allá de las preocupaciones de seguridad, el principal fracaso de la aplicación es que perpetúa las noticias falsas, reseñó El Comercio. 

Bing y la pornografía infantil

El buscador de Microsoft ocupa una pequeña porción de participación en el mercado de las búsquedas. Una investigación del sitio especializado TechCrunch a principios de este año demostró que sugería palabras clave e imágenes que podían ayudar a los pedófilos a encontrar imágenes abusivas de niños en línea. Según el medio, cuando se realizaron las mismas búsquedas en Google, los resultados no eran tan gráficos. Microsoft eliminó las imágenes ofensivas, pero su falta de inversión y supervisión en Bing permitió que un motor de recomendación de pornografía infantil funcionara bajo su supervisión.

Google y los datos médicos

El gigante tecnológico recolectó sin permiso datos médicos de decenas de millones de estadounidenses, según reveló The Wall Street Journal. El acuerdo con la compañía médica Ascension fue suscrito en secreto el año pasado. Entre los datos recolectados figuran diagnósticos médicos, resultados de pruebas en laboratorios y registros de hospitalización, entre otros informes, lo que equivale a un historial médico completo, en el que se incluyen los nombres de los pacientes y las fechas de nacimiento.

El espionaje de la LaLiga

La app de LaLiga, organizador del campeonato español, debió pagar una multa de 250.000 euros impuesta por la Agencia Española de Protección de Datos por notificar incorrectamente a los usuarios que usa sus micrófonos y datos de ubicación para escucharlos. La plataforma captura el sonido ambiente y, a través de algoritmos, deduce si el cliente está viendo un partido de fútbol; al utilizar la geolocalización, puede verificar si en ese lugar se está reproduciendo una transmisión ilegal.

La popularización de los deepfakes

Los deepfakes o videos adulterados se crean ahora con mayor facilidad y rapidez y abrieron la puerta a una nueva forma de ciberdelito. Una reciente investigación muestra que se duplicó su creación en los últimos nueve meses. Hay evidencia de que la producción de estos videos se está convirtiendo en un negocio lucrativo, especialmente en la industria de la pornografía.

Asistentes virtuales espías

Amazon, Microsoft, Google, Apple y Facebook admitieron este año que realizaban escuchas de audios de los usuarios, en teoría, para mejorar lo que sus asistentes virtuales son capaces de entender. Lo que ocurre es que esto supone en la práctica que transcriptores, subcontratados a través de terceras empresas, tengan acceso a conversaciones íntimas e incluso a datos personales sensibles. Todas abandonaron los programas, reseñó El Comercio. 

Guerra comercial entre EE. UU. y Huawei

Algunas marcas chinas han sido blanco de la política comercial de la administración de Donald Trump; en particular, Huawei. El gobierno la miraba con recelo desde hacía años pero el trato empeoró cuando emitió una orden ejecutiva en mayo que obligaba a las compañías locales a pedir una licencia para mantener relaciones comerciales con el fabricante chino. Esto complicó el acceso a los servicios de Google.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...