El diario plural del Zulia

Aplicaciones, relojes y etiquetas QR ayudan a evitar la desaparición de personas con demencia

El objetivo final de esos dispositivos es proteger a las personas con deterioro cognitivo mientras las ayudan a conservar cierta independencia

La primera vez, los agentes de seguridad del metro encontraron a un hombre en las afueras de la estación de Atocha, en Madrid, España. Cuando llegó su esposa, después de más de dos horas buscándole, no la reconoció. En otra ocasión, se perdió por los pasillos de un hospital. Más recientemente, al ir a un banco.

Ahora, tiene miedo de salir. “Si no es conmigo, ya no quiere ir a la calle”, cuenta su esposa Asunción (nombre ficticio) durante la sesión del grupo de apoyo de familiares con alzhéimer. Cada jueves, una docena de pacientes y sus familiares se reúnen en un salón de la Asociación de Familiares de Afectados de Alzheimer (AFA) de Alcobendas y San Sebastián de los Reyes para compartir su experiencia, dudas y problemas y recibir el soporte para lidiar con los efectos de esta enfermedad degenerativa,

Entre las principales preocupaciones de los familiares está que el enfermo salgan de casa y no sepa volver.

Según datos de la Asociación del Alzhéimer, seis de cada diez personas con demencia va a deambular sin control al menos una vez, y muchos lo harán con frecuencia. Y en esos momentos se multiplica el riesgo de desapariciones y accidentes.

Para evitar que estas personas se pierdan y reducir el tiempo de búsqueda en caso de que ocurran, la Policía Nacional y la Guardia Civil ha puesto en marcha la aplicación "Alertcops", que cuenta con una función llamada “Guardián” y permite compartir la ubicación con personas de confianza. Así, en caso de una emergencia, es más fácil que sean localizadas.

En caso de desaparición, la Policía también puede seguir su itinerario. Hasta octubre de 2022, según datos que facilita el Ministerio del Interior de España, más de 70.000 ciudadanos han activado el “Guardián”, de los cuales el 80% están controlando su posición a través de esta función.

Para que resulte eficaz, la persona debe llevar siempre el móvil. Tal y como explica Luis Miguel Ballestero Blanco, presidente de la Federación Alzheimer de la Comunidad de Madrid (FAFAL), una app como Alertcops es bastante útil en el comienzo de la enfermedad.

Sin embargo, cuando el deterioro evoluciona, muchos enfermos olvidan cómo manejar el móvil y es más probable que se les olvide en casa, por ejemplo. “Cuando ya no son capaces de valerse por sí mismos, la solución debe de ser algo que va en la ropa”, sugiere Ballestero Blanco.

Desde hace un poco más de un año, el Ayuntamiento de Alcobendas, la Policía y la asociación AFA Alcobendas trabajan en un proyecto que adapta esta tecnología a diferentes problemáticas. Para eso, disponen gratuitamente de dos dispositivos, un reloj geolocalizador que envía la ubicación a los familiares en tiempo real, y etiquetas para la ropa que tienen un código QR con información básica, como el nombre, la enfermedad, si tiene alergias y un número de teléfono de emergencia.

De esta manera, en caso de que la persona se pierda, alguien en la calle o la policía puede leer el código QR con la cámara del móvil y así llamar al familiar. El objetivo final de esos dispositivos es proteger a las personas con deterioro cognitivo mientras las ayudan a conservar cierta independencia.

Por parte de AFA Alcobendas, también recomiendan otros aparatos que están disponibles en el mercado, como llaveros, medallas y collares que cuentan con GPS. La coordinadora de esta asociación, Carmen Barroso, explica que cuando el grado de deterioro es alto, se recomienda las etiquetas porque no se las pueden quitar y no se les olvidan.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...