El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Tras las rejas un exreo por matar al Cpbez

Se adelantan las investigaciones sobre el homicidio de Antonio José Mavárez Romero, de 41 años. El supervisor del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (Cpbez) fue asesinado de un tiro en la cabeza, la madrugada del sábado en la Circunvalación 1, a la altura del Hotel Aladdín.

Se conoció por información revelada por sus parientes que el hombre al cual custodiaba en Villa San José, un exreo que estaba bajo régimen de presentación, se encuentra detenido por ser el principal sospechoso sobre la muerte del funcionario policial con 20 años de servicio.

Oficiales del Cpbez y Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) se encuentran realizado las investigaciones pertinentes para dar con el causante del asesinato.

El funcionario policial se encontraba de guardia para el momento en el que fue baleado. Familiares destacaron que no solo estaba adscrito a la unidad de patrullaje de la parroquia Francisco Eugenio Bustamante sino que también servía de custodio en un terreno de la Gobernación del Estado Zulia.

“El comisario Biagio Parisi ha colaborado exhaustivamente para dar con el paradero del homicida de mi hijo. El hombre a quien custodiaba en Villa San José está detenido, puesto que es el principal sospechoso en el crimen de Antonio”, reveló Carmen Romero.

Los cuerpos policiales se encuentran trabajando mancomunadamente para determinar la causa real del crimen y si se trata o no de una muerte por encargo.

Despedida amarga

En la avenida 88 con calle 95A-2, de la urbanización Villa Baralt se efectuó el velorio.

En la Fundación Eben-Ezer del referido sector reposaba el féretro de Mavárez. A su alrededor estaban varios de sus familiares, compañeros de labores y allegados para darle el último adiós.

“Mavárez era un oficial responsable, humanitario. Ayudaba a todo aquel al que podía, el a su trabajo y dedicado a su familia”, recordó una de sus compañeras de labores.

Lo conocían desde hace cinco años y recalcaron que para él era muy importante sus valores y su familia.

“Él velaba por su familia, su esposa e hijas eran lo más sagrado”, agregaron. Desde los 17 años se encontraba congregado en una iglesia cristiana, y desde hace cuatro asistía a EbenEzer.

Amira Sánchez, pastora y quien lo conocía desde que se congregó al templo, manifestó que tenía un testimonio intachable.

«Yo lo conocía desde hace 20 años y desde ese momento reveló que era dedicado a Dios. Hombres como él no quedan”, afirmó la mujer.

Como fondo se escuchaban reiterativamente las canciones Yo te extrañaré y No me digas adiós. Sus hijas se quebraron, fueron consoladas por los allegados. Su pareja, aunque se mostró serena, no quiso declarar a la prensa sobre lo acontecido con el padre de sus cuatro hijos.

Su madre, Carmen Romero llegó al acto vestida de negro. Sus allegados se vieron en la necesidad de socorrerla, puesto que en la entrada casi se desvanece.

El cariño y dolor eran evidentes en el lugar. El sepelio se llevará a cabo hoy, pero sus familiares no precisaron cuál será su última morada.

Los parientes aseveraron que el supervisor del Cpbez no tenía problemas con nadie y nunca fue objeto de amenaza. Repetían una y otra vez que su conducta era intachable.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...