El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Su novio la mata de un escopetazo en el cuello

Una pelea desató la furia de Néstor Luis Barboza Chourio (20). Mató a su novia Ana Gabriela Meleán Villalobos (20) de un escopetazo en el cuello, cuando esta estaba de visita en su casa, en el barrio Rómulo Gallegos de la parroquia Coquivacoa. El homicida esta prófugo.

La víctima llegó a la casa de Néstor el pasado viernes en la tarde. Estaba de visita. Las horas transcurrieron, se hizo de madrugada y a las 2.00 de la mañana de ayer, la pareja inició una discusión que terminó con el homicidio de Ana.

Fuentes de la policía científica, informaron que aún desconocen los motivos por los cuales discutieron, solo indicaron que el muchacho buscó una escopeta, le disparó en el cuello y huyó con el arma de fuego.

Los familiares del homicida al escuchar la detonación se despertaron, salieron de sus habitaciones exaltados y hallaron el cuerpo de la joven tendido en el suelo, desangrándose.

Los gritos de angustia hicieron eco en la barriada, los vecinos al escuchar que pedían “auxilio” salieron de sus hogares y se conglomeraron frente a la residencia de los Barboza Chourio de fachada azul con blanco.

Entre varios levantaron el cuerpo de la mujer, la subieron a un vehículo particular y la trasladaron hasta la emergencia del Hospital Adolfo Pons, donde falleció tres horas después de su ingreso. El proyectil que atravesó su cuello la desfiguró.

Sin explicación
Sentada en una silla tejida, frente a su casa, estaba Adela Chourio con la mirada perdida en el horizonte. Con ella estaban vecinos y parientes, que explicaron que la dama estaba en shock por lo sucedido.

La mujer por un momento reaccionó y llorando con las manos tapando su rostro aseguró no saber dónde estaba su hijo. “Yo no se que le paso a ese muchacho, porque hizo eso”, se preguntaba una y otra vez Adela.

Con la voz entre cortada contó que Ana y su hijo tenían poco tiempo como novios porque la conocía muy poco. “No se donde vive. Solo se que ella vino a visitar a mi hijo y se quedó con él toda la noche. A las 2.00 de la mañana escuché el tiro, la encontré a ella casi muerta y a mi hijo no. Al parecer salió como loco y sabrá dios donde este”.

Los detectives del cuerpo detectivesco manejan el caso como un crimen pasional. Ayer trasladaron el cadáver de Ana, de tez morena, contextura delgada, estatura baja y cabello negro con las uñas de sus manos pintadas de fucsia a la morgue de Maracaibo. A Néstor lo buscan las autoridades, por todo el estado para que pague por el femicidio.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...