El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Sicariato en Sierra Maestra fue una muerte anunciada por “El Nenuco”

La muerte sorprendió muy temprano a Wilmer Albornoz de 22 años, cuando la mañana de este sábado un sujeto apodado “El Nenuco” lo acribilló en el frente de su casa cuando este leía el periódico junto a su padre identificado con su mismo nombre, pero mejor conocido como “Mayolo” de 44 años.

Más de 13 disparos se contabilizaron en la escena del crimen. Los cuerpos de padre e hijo quedaron tirados en la acera de la casa signada con el número 9 A -55 de la avenida 18 con calle 10 del sector Sierra Maestra del municipio San Francisco.

Wilmer (hijo) murió al instante, su padre fue trasladado a la emergencia del hospital General del Sur donde lograron salvarle la vida pero continúa en condición crítica. La mayoría de las detonaciones fueron directo a la humanidad del ahora difunto.

Testigos del hecho relataron que “El Nenuco” se la tenía jurada a las víctimas, ya que por una rencilla de vieja data mantenían problemas constantes. Y es que según contaron el sicario los acusaba de haberle robado un reproductor y otros artículos de valor.

La noche del viernes, al parecer, las victimas se encontraban ingiriendo licor en una licorería cerca de su vivienda y al lugar llegó “El Nenuco” produciéndose un altercado que desataría la tragedia a la mañana siguiente.

Trascendió que el homicida vive a pocas cuadras de la residencia de los infortunados y continuamente amenazaba y perturbaba a los Albornoz; Incluso aseguraron que en una oportunidad este con otros compinches se metieron en la vivienda y les llevaron electrodomésticos y piezas de automóviles, no sin antes, advertirles que si los denunciaban los matarían.

Roxana de Albornoz, esposa del sobreviviente dijo que su pareja se dedica a la distribución de insumos agropecuarios y el occiso trabajaba en un Cyber de la zona y en oportunidades conducía un taxi.

Al ser consultada sobre la posibilidad de que el pago de vacuna o la mafia de la distribución de harina de trigo fueran los detonantes del suceso, esta respondió que desconocía esa versión pero pidió al Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) que realice el procedimiento pertinente para que el culpable pague por el crimen.

Del difunto se supo que era casado y dejó en la orfandad a una niña de dos años de edad.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...