El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Se prende fuego tras crisis depresiva en San Francisco

Eran las 9:00 a. m. y el humo invadía las fosas nasales. El pequeño rancho construido con zinc y madera quedó totalmente destruido. Dentro de este se encontraba el cadáver de Neuro Boscán Caballero, de 42 años, totalmente carbonizado. El hecho ocurrió en el barrio 9 de septiembre, sector Limpia Sur, vía La Cañada, parroquia Domitila Flores, de San Francisco.

Neuro, un hombre atormentado por sus ataques de epilepsia y problemas psiquiátricos, tomó la decisión de inmolarse.

Una cerca de bloques y reja blanca es lo único que quedó de pie. Los vecinos del hombre no estaban sorprendidos porque “ya él había amenazado varias veces con matarse y también a su mamá”, aseguraron los vecinos y allegados al angustiado hombre.

“A las 2:00 de la mañana escuchamos los gritos de Neuro pidiendo auxilio. Era aterradora toda la escena. Aunque quisimos ingresar no podíamos tocar la cerca por las altas temperaturas”, informó otra residente del barrio.

Un aire acondicionado, dos ventiladores, la cocina, lavadora y un horno quedaron casi intactos. Las llamas arrasaron todo lo demás. El cadáver de Boscán quedó en la esquina de una de las habitaciones tratando de resguardarse de las llamas, pero nada lo salvó.

Su madre, Luisa Caballero, escapó de un trágico final. Horas antes del incendio huyó por una de las ventanas de la residencia.

“Neuro se encerró con su mamá en el rancho. Temprano, sufrió un ataque y amenazó con matarse y asesinarla a ella a golpes. La señora Luisa se escapó por una de las ventanas cuando él se fue al baño y fue a dormir a casa de su hermano”, aseguró Yeniré, allegada a la familia.

El posible detonante

Lo internarían ayer. Los constantes episodios de violencia de los que era víctima Luisa la motivaron a llamar a su otro hijo para que la ayudara con el cuidado del segundo de sus tres vástagos. “Lo iban a internar, necesitaba un tratamiento mucho más profundo porque lo que ya tomaba no le surtía efecto y cada día su temperamento era peor”, agregó Yeniré, mientras limpiaba el frente de su residencia a escasos metros de la casa de Boscán.

Los Bomberos del Sur apaciguaron el candelero, que alcanzó varios metros de altura. Cuando ocurrió el hecho ya el aguacero había cesado. Pasadas las 7:00 a. m., llegaron funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), recabaron las evidencias y trasladaron el cuerpo a la morgue forense de LUZ.

La progenitora fue llevada al Eje Central del Cicpc a declarar. La septuagenaria se encontraba estupefacta por lo sucedido, al igual que los atónitos moradores del barrio.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...