El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Se cumple un mes del accidente que enlutó a dos familias en el Zulia

El dolor sigue latente para los Núñez Gil, a un mes del accidente que cobró la vida de los tres niños y su prima, sus padres, Eddy Danny Núñez y Mary Carmen Gil, recordaron tan trágico momento por temor a que no se haga justicia por sus muertes, que conmovió a todo el estado Zulia. “Exigimos justicia terrenal, de la divina nadie se salva; pero es necesario que personas como ese hombre no estén en libertad. Se nos llevó una parte de nuestras vidas”, manifestó Mary Carmen.

Aferrados a la voluntad de Dios esperan que cumpla con su voluntad. “Él (Dios) tiene un propósito grande con nosotros y nuestra familia. Dios no pone cargas sobre quien no las pueda llevar”, aseveró la madre con una tristeza profunda. Desde aquel fatídico 29 de mayo, cuando Johanns Romero, conductor de una Eco Sport gris, impactó la parte trasera del Fiat 132 rojo en que viajaban Merly (14), Melanny (8), Sebastián Núñez Gil (4), Kimberling Olano (22) y Yorgene Portillo (20), causando la muerte de los primeros cuatro, no ha tenido tranquilidad.

Merly y Sebastián murieron en el acto, cuando el pequeño vehículo explotó producto del choque; Melanny falleció al siguiente día producto de las quemaduras que recibió en el 90% de su cuerpo y Kimberling soportó que le hicieran la cesárea y conocer a su pequeña niña para finalmente expirar el 10 junio. Por su parte, Yorgene se recupera en una de las habitaciones del Hospital Coromoto de Maracaibo, con su mirada perdida a sabiendas que su esposa y tres primos fallecieron producto del terrible accidente.

Fortaleza arraigada

Eddy y Mary con una fortaleza que sorprende y pasma manifestaron que a pesar de haber perdido a sus “guerreros de Dios” no dejarán de luchar. “Sí, tenemos que luchar por buscar de Dios y estar bajo su dirección y guía para que el día que Él decida servirse de nosotros y encontrarnos nuevamente con nuestros tres ángeles guerreros de Dios”, agregaron.

No han pisado nuevamente su casa ubicada en Puerto Escondido, muncipio Santa Rita, desde aquella madrugada de mayo. Viven en Villa Chinita con la progenitora de Mary Carmen. “Venderemos nuestra casa. No podemos vivir allí, tiene todos los recuerdos y estaríamos sometidos a un infierno”, así dijo Eddy en varias entrevistas realizadas. Están claros que rehacer sus vidas no será tarea fácil. Actualmente la pareja se encuentra en control psicológico y psiquiátrico para poder mitigar la terrible pérdida.

Incertidumbre

Los Núñez Gil, Olano y Portillo aseguran que Johanns Romero sigue detenido. Las familias nombraron a Morly Uzcátegui como el abogado querellante. Uzcátegui solicitó que el hombre sea imputado por el delito de homicidio intencional con alevosía, ya que las declaraciones del sobreviviente y las cámaras de seguridad demuestran que el hombre habría provocado el accidente. Para ese momento conducía en estado de ebriedad y estaba en compañía de dos féminas y un hombre que huyeron del lugar. Johanns fue aprehendido cuando intentaba huir.

Perdón

Para Mary Carmen el perdón es fundamental para continuar con su vida. “Lo perdono en el amor de Cristo, solo Dios es el que lo puede juzgar pero el día del juicio llegará y es a él a quien le pedirá cuentas sobre la manera cómo actuó con mi familia, porque si los auxilia ellos cuatro estarían vivos. Espero que Dios tenga piedad de todo, aquel fiscal, abogado, médico, policía y vecino que está recibiendo dinero para ayudar a ese hombre. Hoy fueron mis tres ángeles y sobrina, mañana puede ser cualquiera”, finalizó.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...