El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Se ahorca joven por no poder jugar fútbol

Engerson Villarreal Ramírez, de 17 años, se quitó la vida ahorcándose con el mecate de una hamaca, dentro de su habitación, el pasado sábado, en el barrio Altos de Milagro Norte, sector Santa Rosa de Agua, de la parroquia Coquivacoa.

Los familiares están desconcertados ante “la decisión drástica que tomó Engerson”. Su padre, Rafael Ortega, contó ayer frente a la morgue de Maracaibo, que a las 5:00 de la tarde hallaron el cuerpo colgando. “Lo encontró su abuela. En vista de que desde las 2:00 de la tarde no salía de su cuarto, ella entró a buscarlo y lo halló muerto”.

La abuela salió gritando del dormitorio. Rafael, asustado, fue a ver qué pasaba, y presenció la dantesca escena. Con ayuda de algunos vecinos lo descolgó de las vigas del techo de zinc. Con ansias de salvarle la vida, lo cargó y en un carro particular lo trasladó hasta el Hospital Adolfo Pons, donde los médicos certificaron su muerte. “No sabemos por qué hizo esto”, dijo.

“Él no tenía problemas en la casa y en la escuela tampoco. No era depresivo o no lo mostró nunca. Lo único que tenía, y que me da a pensar que pudo ser el motivo, es que tuvo que dejar de jugar fútbol en el equipo de la parroquia, porque se lesionó un pie y este tenía la herida infectada”, relató el progenitor con los ojos llorosos. El joven estudiaba tercer año de bachillerato, en el liceo Alejandro Fuenmayor, sector 18 de Octubre. Sus compañeros de clases también están sorprendidos y lamentan su pérdida. Era el mayor de tres hermanos.

 

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...