El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Revisan videos de crimen del estudiante en Amparo

El homicida de Sergio BellSmythe, de 20 años, es buscado intensamente por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). El hombre asesinó al estudiante de Veterinaria de la Universidad del Zulia (LUZ), el pasado domingo, e hirió a su hermano Diego Bell-Smythe, de 19 años.

El sobreviviente relató lo sucedido a los oficiales y describió al hombre como una persona alta, blanca y de cabello oscuro. Revisan las cámaras de seguridad de los establecimientos comerciales aledaños al corredor vial de Amparo para lograr identificarlo plenamente.

El encolerizado hombre disparó en contra de los estudiantes. Minutos antes habrían sufrido un altercado porque el homicida bloqueó el paso del Toyota Célica que conducía Diego, se bajó con su arma de fuego y los baleó mientras los hermanos intentaban huir del lugar de los hechos.

“Sergio es un héroe”

En el salón Santigo de la funeraria Mansión Apostólica, se encontraban todos los amigos de Sergio y solo pudieron hablar maravillas de él.

“Sergio era muy servicial, atento, te ayudaba en lo que quisieras, nunca decía que no. Era mi mejor amigo y teníamos muchos planes a futuro. Nos jugábamos mucho con él porque le decíamos que cuando se hiciera viejo se parecería a su papá”, relató César Baéz.

También lo recordaron como un muchacho muy pícaro. “Conquistaba a todas las muchachas, su atención cautivaba”, recordó otro de los allegados.

Para todos, Sergio “es un héroe”. A pesar de estar gravemente herido condujo hasta una clínica privada de la ciudad donde murió al desplomarse en la entrada. La herida recibida en el intercostal derecho fue mortal para él.

Diego se recupera de la intervención quirúrgica. Ha recibido muchas muestras de apoyo a través de sus redes sociales.

Al mediodía, el féretro de Sergio salió de la funeraria con rumbo a su última morada en el cementerio Jardines La Chinita.

Sus padres, abuelos y los presentes se derrumbaron cuando sellaron el ataúd. No podían creer que él no estaría nunca más en el convivir.

A la 1:00 p. m., llegaron al camposanto y le dieron cristiana sepultura. Todos exigieron que se haga justicia y den con el paradero del homicida del joven estudiante.

 

 

 

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...