El diario plural del Zulia

Recibe un disparo al intervenir en una riña

Su intención era mitigar una pelea entre dos familiares, pero su destino fue la muerte. Las discusiones y el rencor no perdonan, con unos tragos de alcohol encima las personas no se miden.

Rómulo José Ortega Fernández, de 52 años, recibió un disparo de escopeta de uno de sus familiares.

Su hijo, Rómulo Jesús Ortega Ríos, y su sobrino, Wuiterker Alexánder Ríos Ortega, discutían, sus familiares, a las afueras de la morgue de La Universidad del Zulia (LUZ) se comportaron herméticos y se negaron a revelar el motivo de la pelea.

Ambos esgrimieron sus armas de fuego tipo escopeta. En medio de la conmoción, uno de los dos dejó escapar la bala que hirió mortalmente a Ortega.

Una vivienda del callejón Ayacucho con avenida 6 Bella Vista, en el sector Santa Rosa de Agua, parroquia Coquivacoa, fue el escenario de la muerte. El hecho se registró el pasado sábado a las 6:00 de la tarde.

Prófugos de la ley

Aún con signos vitales el hoy infortunado fue trasladado hasta la emergencia del hospital Doctor Adolfo Pons. Ortega luchó por su vida durante más de una hora.

Finalmente, pereció ante la muerte, el proyectil lo impactó en el intercostal derecho, en su trayectoria perforó su hígado y otros órganos. Los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) levantaron el cadáver a las 8:30 de la noche del mismo día.

Los sabuesos de la policía científica se mantienen en labores de búsqueda para dar con el paradero de los dos implicados. Ambos permanecen evadidos de la ley desde el mismo día del asesinato.

Allegados a la familia del fallecido aseguraron que tanto Rómulo Jesús como Wuiterker Alexánder estaban vinculados a actividades ilícitas desde hace varios años.

Otro familiar de la víctima mortal detalló que el hombre de 52 años tenía varios años desempeñándose como pescador. Era padre de cuatro hijos, y el menor de siete hermanos.

Lea también
Comentarios
Cargando...