El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Por homicidio y robo buscaban a liquidados vía a La Concepción

Confirmado. Nixon José Cardozo Espina de 53 años, Carlos Alberto Pacheco Álvarez de 22, y Frank Antonio León Acevedo de 34, presentaban varias solicitudes por diferentes delitos ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), según revelaron varias fuentes detectivescas.

Los hombres fueron liquidados durante un careo en el kilómetro 18 de la vía que conduce a La Concepción, por efectivos del DIEP y ERE del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (Cpbez), a las 5:30 p. m., de anteayer. Pertenecían a la banda de “Chichito Matacaballo”, según la policía.

Rafael Enrique Méndez Márquez de 31 años, Jairo Segundo Riobo Maldonado de 22, y otro sujeto por identificar, integraban el sexteto de hombres ultimados.

Una fuente ligada a la investigación reveló que Cardozo presentó registro por los delitos de homicidio intencional, de fecha 14 de marzo de 2009, y hurto del año 1996, por la subdelegación Maracaibo del Cicpc.

Mientras que León estaba solicitado por el Juzgado Tercero de Ejecución, de fecha 15 de mayo de 2007, por robo de vehículos. Pacheco participó en la fuga de detenidos en octubre de 2015 y tenía dos solicitudes sin efecto por el Juzgado Séptimo de Ejecución, por robo de vehículos.

Sobre los otros tres caídos no se conoció si presentaban registro. Familiares de Jairo Segundo se encontraban en la morgue forense de La Universidad del Zulia (LUZ) y manifestaron que lo vieron con vida por última vez en horas de la mañana del miércoles, cuando Carlos Alberto pasó por su casa y salió sin rumbo conocido.

“Nosotros nos enteramos de que mi hermano estaba muerto porque nos dijeron que Carlos Alberto también había fallecido”, relató una hermana.

Fue reconocido porque en su rostro tenía un cicatriz, sin embargo no quedó totalmente convencida. “Él no tenía problemas con nadie. Todos vivimos en el barrio La Lechuga. Llamaremos a mi mamá para que se venga de Colombia”, agregó la mujer quien no se identificó.

Deja en la orfandad a una niña y era el tercero de siete hermanos.

“Era taxista”

Familiares y allegados de Rafael Méndez no salen del estupor por su muerte. Con total seguridad manifestaron que no tenía nada que ver con los otros cinco sujetos y que seguramente estaba cubriendo un servicio.

Residía en Los Modines y estaba adscrito a la línea del mismo nombre. “Seguramente él prestó un servicio y cayó muerto cuando esos delincuentes se enfrentaron a la policía”, destacó un allegado de Méndez.

Su madre es peluquera y son considerados como personas honestas. Era el segundo de tres hermanos y padre de tres pequeñas niñas.

“No logramos entender nada de lo sucedido. Supimos que estaba muerto porque nos enteramos por la prensa”, agregaron, en medio de la honda consternación.

 

 

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...