El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Plomazón en Santa Rita: Cinco muertos en día y medio

La sangre sigue corriendo en las calles del municipio Santa Rita. Cuatro hombres fueron acribillados por motorizados entre la noche del miércoles y el mediodía de ayer; y un quinto sujeto cayó en un enfrentamiento con el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), la tarde de este viernes.

A las 5:45 a. m. de ayer llegaron las malas noticias para la familia de José Acosta, conocido como “Chicho Acosta”, de 54 años. Él y su hijo del mismo nombre, de 27 años, fueron sorprendidos cuando se dirigían a su trabajo por la calle principal de Puerto Escondido. Dos motorizados dispararon en más de 50 oportunidades contra el Mitsubishi Touring, marrón, en el que viajaban y que se internó unos seis metros hasta la zona enmontada.

“Chicho Acosta” murió dentro del vehículo, tras el volante. Su hijo, José Acosta, quedó con vida y fue trasladado al Hospital Dr. Adolfo D’Empaire, de Cabimas, pero murió a minutos de su ingreso. Ambos eran buzos de Pdvsa.

“A ellos los venían siguiendo, desde lejos se escuchaban los disparos. Fueron más de 50. Nosotros nos preparábamos para ir a trabajar cuando escuchamos las detonaciones”, contó unamujer que vive cerca del lugar donde asesinaron a los Acosta.

Los familiares de padre e hijo permanecían consternados en su residencia y manifestaron que todo era producto de la ola de asesinatos que sacude la zona. “Vivimos en zozobra, si escuchamos una moto nos aterrorizamos. La inseguridad nos consume”, relató una pariente de los Acosta.

Seis horas más tarde, a las 11:30 a. m., Rubell Parra, alias “El Bubeto”, mecánico, de 46 años, fue sorprendido por motorizados que le propinaron 20 balazos. Se conoció que iban por un primo y lamentablemente cayó él. Fue llevado a la maternidad de Santa Rita, donde ingresó muerto.

La noche del miércoles, Maikol José Luzardo, de 24 años, se encontraba sentado en las gradas de la cancha en el sector El Caño, a las 11:00 p. m., jugando con un emboque, cuando sujetos le dispararon. “Maikol estaba en malos pasos”, precisó una fuente.

En horas de la tarde de ayer, Carlos Castillo fue ultimado por el Cicpc cuando cobraba una extorsión. Se conoció extraoficialmente que tres hampones más fueron liquidados. Las autoridades investigan si estas últimas cuatro muertes en La Rita guardan relación con la vendetta que desde hace meses sostienen “Pepito” y “El Pechungo”.

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...