El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Pedófilos cobran la vida de siete niños durante 2016

“No hay tratamiento para el pedófilo”, así destacan especialistas en psiquiatría, psicopedagogía y psicología.

En el estado Zulia, específicamente en los municipios Maracaibo, San Francisco y Lagunillas se registraron los casos más sonados.

En siete meses y 10 días han matado a 13 niños y adolescentes, de los cuales siete vivieron el horror de ser abusados sexualmente por sus verdugos. Tres casos ocurrieron el mes de julio.

Ángel Gabriel Urdaneta, de tres años, fue violado días antes de su muerte por su padrastro, quien después le propinó una brutal golpiza. El último caso ocurrió en Ciudad Ojeda, cuando Arianny Beatriz Nava Rojas, de 13 años, murió por asfixia mecánica. Su expadrastro la ultrajó en venganza; después la asesinó.

“El pedófilo es una persona que padece un trastorno mental, él solo siente placer al tener relaciones sexuales con niños”, aseguró Luis Gómez, médico psiquiatra.

¿Pero qué lleva a una persona a cometer tal acto? “Generalmente un pedófilo fue abusado sexualmente en su infancia, pero cuando esto no ocurrió sufren de un trastorno de personalidad, lo cual genera una condición y eso no es catalogado como una enfermedad como tal”, destacó el especialista en psiquiatría.

Sin tratamiento

Aunque se plasmó que la pedofilia no es una enfermedad, expertos coinciden en que al suministrarle a un paciente con esta condición antidepresivos, se disminuye la potencia sexual, evitando el riesgo para cualquier infante de ser víctima de un ataque.

“Como la pedofilia no puede tratar se, si alguna persona asiste a consulta se le medica antidepresivos, para así disminuir su potencia sexual y evitar que un niño pueda ser víctima de abuso”, aseveró Leonardo Prieto, psicólogo especialista en sexualidad.

Actúa con premeditación

Un abusador actúa con total premeditación, escoge a sus víctimas.

“Ellos sienten placer al tener relaciones sexuales con niños; por eso escogen a su víctima. Se enamoran y su percepción es que al niño le gusta el acto agresivo sexual que él está cometiendo”, señaló Amely Viloria, psicopedagoga.

El pedófilo solo busca ejercer su poder sobre la víctima, por ese motivo son personas indefensas; normalmente son seres con baja autoestima. El desequilibrio que padecen no los convierte en obsesivos al sexo, ya que su única satisfacción es dominar.

Identificación

Determinar quién puede ser un potencial abusador de niños en edades preescolares y escolar es difícil.

“Reconocer a un hombre o mujer con esta desviación sexual es difícil por no decir imposible. Debe existir un antecedente de abuso, una denuncia o demanda; puesto que se dedican a estar bajo perfil y pasar inadvertido, es más, crea un lazo con el niño y se vale de cualquier artilugio para acercarse a él”, refirió Leonardo Prieto, psicólogo.

No existe una tipificación, pero como características se pueden señalar personas con relaciones maritales cortas y mentirosos compulsivos.

No todo individuo que haya sido víctima de abuso terminará siendo pedófilo, coinciden los expertos entrevistados; pero el trato represivo y ortodoxo en la niñez lleva a un individuo a desarrollar la condición de pedofilia.

Predilección

El atacante no tiene preferencia en cuanto a su víctima. Aunque en la mayoría de los casos los abusados son varones, las hembras no escapan de un ataque sexual.

“Para ambos sexos existe la agresión, es más común en varones, pero también se ha visto en hembras; por ese motivo el agresor comúnmente es varón, aunque no necesariamente tiene que haber sufrido de abuso sexual en edad temprana”, constató Edixon Ochoa, sexólogo.

¿Qué hacer?

Los expertos coinciden en que aquél niño víctima de un ataque sexual, debe asistir inmediatamente con un especialista.

Los niños determinan el tiempo de superación después de haber sido víctima de abuso sexual.

Sin embargo, todo el núcleo familiar debe asistir a terapia, sobre todo cuando hay otros menores involucrados. Entre unos 20 o 30 casos pueden tratarse en el Centro de Diagnóstico Neurológico y Electroencefalografía (Cedineca), según se conoció.

Hechos punibles

El abuso sexual está tipificado en las leyes venezolanas, como un delito. Por este motivo el Consejo de Protección al Niño, Niña y Adolescente en el municipio Maracaibo reveló que, mensualmente se reciben entre 20 o 30 denuncias por maltrato infantil.

Aunque el maltrato infantil incluye no solo los abusos sexuales, también se trata el tema sobre salud, educación y violencia.

Anualmente el abuso contra menores ha aumentado un 20 por ciento al año desde el 2011. El hecho es que cada vez ocurren más casos de abusos en el estado Zulia, lo que ha generado alarma.

Sobre los casos más resaltantes del país se ha logrado establecer la pena máxima del sistema judicial, que equivalen a unos 30 años de prisión, por abuso sexual y homicidio calificado.

 

 

 

 

 

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...