El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Niña de tres años muere quemada en una explosión

Las llamas envolvieron por completo el cuerpo de Ailín Sofía Veliz Chirino, de tres años, durante una explosión, en el barrio Calendario, parroquia Antonio Borjas Romero. El 70 por ciento de su cuerpecito quedó carbonizado. Y 17 días después llenos de agonía, falleció, en la Unidad de Quemados del Hospital Coromoto.

Adriana Veliz Chourio cuenta afligida que su hija se quemó el pasado 24 de noviembre. La pequeña, que apenas tenía dos semanas de haber comenzado el kinder, se fue a jugar con su prima Estefany, a la casa de al lado, con Neriluz, hija de Rosalina del Carmen Benítez, quien acostumbra a cocinar con leña.

El jueves 24, a las 8:00 de la noche Rosalina envió a su hija Neriluz al baño del fondo a buscarle gasolina en un frasco de mayonesa. La jovencita le gritó a su mamá que no veía porque estaba muy oscuro y la mujer envió a las primas con una vela encendida, hasta el baño donde guardaban las pipas con combustible. Estefany cargaba la vela, el esperma le quemó las manos y seguido la dejó caer al suelo, que estaba rociado con residuos de inflamable. El fuego se propagó rápido. Neriluz y Estefany quedaron en la entrada, pero Ailin quedó al fondo y bloqueada por el fuego. Las niñas, de 11 años, intentaron sacarla pero no pudieron. La misma chiquita, de tres años, atravesó las llamas y logró salir del depósito. Adriana, al escuchar el estallido dejó de preparar la cena y salió corriendo a la casa de al lado. Comenzó a llamar a gritos a su vecina pero nadie le contestó, pues Rosalina estaba en shock. “Rompí la reja y logré entrar y cuando llegué me encontré con las tres niñas quemadas”, recordó con dolor.

La joven de 20 años sacó fuerzas y con ayuda las trasladó en un vehículo al hospital materno de El Marite, donde no le negaron los primeros auxilios. Se las llevaron al Universitario, allí las curaron y entubaron a Ailin.

A Estefany le dieron de alta siete días más tarde. A Neriluz y a Veliz las remitieron al Coromoto, donde la primera sigue luchando por su vida con 40 % de su cuerpo quemado. Ailin murió. Su cadáver lo llevaron hasta la morgue de Maracaibo, donde lo prepararon y lo entregaron a su madre, el 12 de diciembre, día de su cumpleaños, a las 6:00 de la tarde.

“Ese fue mi regalo, recibir el cuerpecito de mi princesa, mi coqueta, mi todo. Ella y mi otra niña de tres meses son mi vida y con esta pérdida, siento que la mitad de mi alma murió con ella”, expresó la comerciante, invadida de vacío en su corazón.

A Rosalina se la llevó presa el Cicpc, por irresponsabilidad.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...