El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Hay 80% más linchamientos que el año pasado

La frase de Hammurabi, sexto rey de Babilonia, “ojo por ojo y diente por diente”, se ha vuelto una realidad constante en la vida del venezolano. La ira en los ciudadanos se evidencia cuando linchan a su agresor o al agresor de otro. Hay cansancio ante la impunidad, y por ello, según sociólogos y psicólogos, al ver que tienen la oportunidad de tomar justicia por sus manos, no lo dudan ni un segundo. No razonan.

El fenómeno del linchamiento –que es ejecutar sin proceso y tumultuariamente a un sospechoso o a un reo– se ha incrementado este año en 80 % en el país, según reportes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalisticas (CICPC). En Zulia, durante los primeros cuatro meses de 2016 se han registrado siete casos de personas asesinadas a manos de una comunidad, mientras que en 2015 se registraron en la localidad 17 casos, cifra que redobla la del 2014, donde solo se tuvo conocimiento de tres muertes por linchamiento.

El sociólogo Roberto Briceño León, director del Observatorio Venezolano de Violencia, explicó que la razón de los linchamientos es la ausencia de protección y la ausencia de justicia. “La sociedad venezolana ha tenido unos niveles de impunidad que se han acrecentado cada vez más y sobre todo una impunidad en los crímenes más horrendos y fuertes como los homicidios”.

Expuso que por cada 100 homicidios cometidos en Venezuela, hay entre siete y ocho detenidos. “Esto quiere decir que en 92 % de los homicidios no hay ni siquiera un arresto”. Este nivel de impunidad da a la gente el mensaje de que tiene que hacer justicia con sus propias manos y esto, según Briceño, lo causa el hecho de que las personas no creen en las autoridades venezolanas y mucho menos en que hagan justicia.

sucesos

Impunidad
Al principio de la semana, Luisa Ortega Díaz, fiscal general de la República, aseguró que en 2016 se han registrado 24 linchamientos en el país. “Estos son investigados. La mayoría de las víctimas cometieron un delito, pero ningún ciudadano está facultado para tomar acciones, solo el Estado”. Añadió que difundir imágenes de linchamientos constituye apología del delito.

El fenómeno crece y exhibe lo peor de nuestra sociedad. “¡No se conviertan en asesinos! Los delincuentes deben ser sancionados por el Estado de acuerdo con las leyes vigentes”. El clamor es del arzobispo de Caracas, Jorge Urosa Sabino, quien calificó estos hechos violentos como “inaceptables y de gran injusticia, porque se castiga con muerte delitos menores y algunas veces se quita la vida a personas inocentes”.

“Comprendemos que los ciudadanos honestos y trabajadores se sientan molestos por la impunidad de que gozan muchos delincuentes en la actual situación del país”, citó Urosa Sabino, en un comunicado del arzobispado.

“Esto es en parte responsabilidad de los diversos órganos del poder público, que tienen la gravísima obligación de proteger la vida y los bienes de los venezolanos”, agregó.

La impunidad campea. En Zulia y en el país entero, los linchamientos en su mayoría, no son investigados, reveló un comisario del CICPC. El único caso de linchamiento que se trabajó fue uno que ocurrió en 2015 en el municipio Lagunillas, donde alguien grabó un video y lo hizo público.

“Como había clamor colectivo por el hecho y se esparció por las redes sociales, se tuvo que investigar”. El experto explicó que las investigaciones se iniciaron tratando de identificar la fuente de origen del video, es decir, quién fue la persona que lo grabó. Después tuvieron que ubicar a testigos presenciales y dolientes de los delincuentes ultimados, a los autores de los golpes y al sujeto que además le disparó a los hombres. “Es un proceso donde se analizan fotografías, videos, se entrevistan testigos, se procesan informaciones, se verifican. Más que de criminalística, es un proceso de investigación”, indicó.

El que lincha “está transgrediendo la ley, a causa de la sensación de impunidad de las leyes y de todos los organismos de seguridad, de investigaciones, no sólo de las policías, sino de los tribunales y el Ministerio Público”, refiere el sabueso.

“Criminológicamente vivimos una descomposición social gravísima, si las leyes y el orden establecido no funcionan, ocurren este tipo de eventos que van en detrimento nuestro orden y nos llevan a un primitivismo legal”, señaló el vocero policial, quien apuntó que cuando un organismo de seguridad “cuarentea” (dejar sin efecto) una denuncia, está propiciando la impunidad. “¿Para que somos una sociedad organizada?, para tener organismos que ejerzan su poder legal, para hacer cumplir las leyes”, completó.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...