El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Muere una niña de siete años tras ser mordida por serpiente en Trujillo

Una dosis de suero antiofídico, escaso en Venezuela, ronda los 300 dólares, según el especialista en serpientes, mayor Luis Contreras, de Bomberos INEA

La falta de suero antiofídico ha causado estragos en las zonas rurales de Venezuela. Esta vez, una serpiente causó el luto de una familia, al morder a una niña de siete años en el estado Trujillo, quien falleció el domingo por carencia del antídoto en un hospital de Valera.

La pequeña Yumalai Gracia se encontraba en Escuque cuando fue mordida por una serpiente tigra mariposa en la pierna derecha.

Refiere el mayor Luis Contreras, de Bomberos INEA y especialista en ofidios, que a la menor la trasladaron sus familiares hasta el Hospital Pedro Emilio Carrillo, de Valera, donde los doctores lucharon con impotencia para salvarle la vida, pero no había suero antiofídico, y murió.

Se habían hecho gestiones a través del Cuerpo de Bomberos de Valera para la búsqueda del suero. Desde el organismo bomberil contactaron al mayor Contreras, quien en ese momento atendía dos casos graves de mordeduras en el Hospital Chiquinquirá, de Maracaibo, y no tenía cómo trasladarse hasta el Hospital de Valera, debido a la falta de transporte.

La escasez de suero antiofídico polivalente no es solo en Venezuela, es un problema mundial. La industria farmacéutica mundial no elabora ese producto, por los altos costos de producción y porque no lo consideran rentable", lamenta Contreras.

Asevera que las personas atacadas por serpientes generalmente son de escasos recursos, y no cuentan con los medios para adquirir el antídoto, añade el mayor de Bomberos INEA.

En el mercado común, una dosis de suero antiofídico ronda los 300 dólares y para un caso de mordedura grave se utilizan hasta cinco equipos y más", asegura.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...