El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Muere baleado presunto delincuente en el elevado de Ziruma

A Gerónimo Quintero, de 19 años, no le salió bien su plan. El joven recibió varios balazos en la cabeza después de despojar a una persona de su vehículo en la Avenida Universidad, a unos metros del elevado de Ziruma, a las 6:30 a. m., de ayer.

El cadáver de Quintero quedó tendido en el pavimento, boca abajo, vestía camisa de cuadros rojos, jean azul y calzado deportivo gris. Según relataron testigos del hecho, el fallecido se desplazaba en una moto de parrillero, se bajó del vehículo e interceptó a un ciudadano para despojarlo de su motocicleta, la víctima del robo prosiguió a entregarla y cuando el hampón se disponía a marcharse recibió los balazos.

Su compinche de fechorías al ver caer a Quintero emprendió la huida y le notificó de lo sucedido a los familiares del fallecido. A los pocos minutos llegaron la progenitora y esposa del hombre. La pareja de Quintero se lanzó sobre el cadáver, lloraba inconsolablemente y manifestó que él salió “a robar para poder comprarle el regalo de cumpleaños de la niña (su hija)”.

Luego llegó un grupo nutrido de parientes, quienes se mostraron violentos con la prensa, incluso un reportero gráfico fue golpeado.En el lugar se encontraban funcionarios del Cuerpo del Policía Bolivariana del Estado Zulia (Cpbez), quienes al ver que los periodistas eran agredidos no hicieron nada para evitar las agresiones. Sabuesos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), levantaron el cuerpo pasadas las 8:00 a. m., y por la tardanza los allegados de Quintero cerraron la arteria vial.

Trascendió que Quintero pertenecía a una banda dedicada a asaltar a transeúntes y conductores de la avenida Universidad. Mantenían azotados a los habitantes de las parroquias Juana de Ávila, Chiquinquirá y Olegario Villalobos, y para delinquir se desplazaban en moto.

En el sitio una de las mujeres le señaló a varios adolescentes el cuerpo y les dijo: “Si siguen su camino van a terminar así”. Sobre quién le disparó a Quintero se presume que sea un funcionario policial por la pericia con la que actuó, pero eso no fue confirmado.

Ley Guajira

Las mujeres con prendas de color rojo que se encontraban en la escena fueron las que levantaron el cadáver del joven. A la morgue forense de LUZ llegó un camión llegó cargado con féminas en las mismas características, en su mirada se veía la rabia que sentían a pesar de estar conscientes que Quintero era un delincuente.

La etnia wayuu tiende a usar ropa roja en señal de venganza y esto significa que harán lo necesario para dar con el paradero de quien perpetró el crimen para darle muerte o cobrar una cantidad por la sangre derramada.

Este tipo de leyes propias han generado guerra entre castas wayuu. El Cicpc, a pesar de las declaraciones recabadas, investiga si los hechos ocurrieron como los relataron los testigos. Investigan a qué banda pertenecía Quintero.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...