El diario plural del Zulia

"Mi hijo no era ningún delincuente"

A la redacción de Versión Final llegó César Díaz, padre de Alexánder Antonio Díaz Márquez, de 22 años, ultimado el pasado viernes en la mañana por funcionarios de la Dirección de Inteligencia y Estrategias Preventivas (DIEP) y del Equipo de Respuesta Especial (ERE), del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (Cpbez), en su residencia ubicada en el barrio Estrella del Valle, de la vía a La Concepción.

Una nota de prensa del Cpbez detalló que el joven "sacó a relucir una escopeta, marca Covavenca, calibre 12 con la que le hace frente a los policías, generándose un enfrentamiento", "eso no es cierto", aseguró Díaz en la redacción.

El progenitor de Alexánder señaló que el muchacho dormía junto a su esposa y la hija de ambos, de cuatro años, cuando "llegaron y tumbaron la puerta de la casa, y él abrió. Sacaron a la mujer de mi hijo y a la niña, además de desalojar los demás residentes del lugar", agregó en compañía de la tía del infortunado, Betty Díaz.

"Los policías entraron y lo ultimaron. Mi hijo no era sicario ni extorsionador. Trabajó en el centro empacando condimentos, pero el patrón cerró por la situación económica. Actualmente vendía productos de limpieza en la casa", dijo César Díaz.

La tía y también madrina de Alexánder refirió que desde pequeño le decían "El Bebé". "Las primas lo llamaban 'Cara Bonita', porque era bien parecido. Yo creo que todo fue una confusión", afirmó la mujer. Reiteraron que lo ocurrido allí no fue un enfrentamiento. "Teníamos la esperanza de encontrar vivo a Alexánder en el CDI de La Rinconada, pero ya había ingresado muerto", aseveró Betty Díaz.

Lea también
Comentarios
Cargando...