El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Mató a su pareja de dos puñaladas y después se suicidó en Baralt

Ambos cuerpos fueron llevados a la morgue de Cabimas para la necropsia de ley

Hay amores que matan, aquellos sesgados por la ira y los celos. Ayer en la mañana una dantesca escena estremeció al municipio Baralt, Rameris del Valle Aldana Castellanos, un ama de casa de veinticinco años de edad, fue asesinada de dos puñaladas en su residencia por su pareja, Gabriel Antonio Meléndez Díaz de veintidós, tras una fuerte discusión, en la que también resultaron heridos los padres de la fémina.

El día inició con normalidad para Rameris, estaba en la casa de sus padres, ubicada en la Vereda 7, sector 2 de la urbanización Santa María, parroquia Pueblo Nuevo en Mene Grande, cuando cerca del mediodía, su pareja llegó llamándola de forma agresiva. Ella no sabía lo que ocurría, hasta que Gabriel, entró gritando y pidiendo explicaciones.

Los ánimos se empezaron a caldear, el descontrol y la furia tomaron a Gabriel Antonio, quien haciendo uso de un cuchillo de la cocina, amenazó a su pareja con matarla, ella no huyó.  En cuestión de segundos, le propinó dos certeras puñaladas, un grito de dolor y el silencio sepulcral que siguió, despertaron la intriga de  María Marlene Castellano García de cincuenta y un años de edad y Juan Ramón Aldana Terán, de sesenta y un años de edad, progenitores Rameris del Valle.

Cuando los esposos entraron a la cocina vieron a su hija herida, empezaron a gritarle al joven, suplicando una razón cometer atroz hecho; y cuando trataron de socorrerla, Gabriel los amenazó que si acercaban, también podía morir, ninguno escuchó y él, los hirió con el mismo cuchillo.

Después de varios minutos, Gabriel trató de despertar a Rameris, y le pedía que despertara, la sangre seguía tiñendo el piso de la residencia, la tensión de lo sucedido, provocó una acción inesperada, la culpa atacó a Meléndez y decidió quitarse la vida de otra puñalada.  Efectivos policiales se acercaron para resguardar la escena y trasladar a los padres desconsolados para recibir atención médica. Se desconocen las causas que desataron la mortal discusión.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...