El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Matan a “El Cachaco” por el control de Las Trinitarias

Una guerra armada se declararon ayer dos bandas enemigas, en el barrio Las Trinitarias, con la muerte de uno los azotes más temidos de la zona: Rangerbi Semprún, de apenas 19 años, y apodado “El Cachacho”.

Así lo afirmó una fuente policial, quien reveló que un solo disparo en la cabeza dejó sin vida al presunto delincuente, la mañana de ayer, en la peligrosa barriada marabina, situada en la parroquia Francisco Eugenio Bustamante, adyacente a la C-3.

La fuente consultada agregó que “El Cachaco” llegó a una residencia ubicada en la segunda etapa de Las Trinitarias y le hizo frente a tres sujetos, desenfundó su arma y se generó el intercambio de disparos.

Los antisociales esperaron que Rangerbi se quedara sin balas para propinarle un certero disparo en la cabeza. Luego del tiroteo, familiares de Semprún lo montaron en una camioneta y lo llevaron al Centro de Diagnóstico Integral La Chamarreta; una vez allí los galenos confirmaron su deceso.

El diagnóstico dado por el médico de guardia fue trauma craneoencefálico severo, sin orificio de salida. Los parientes, en el lugar de los hechos, se negaron a colaborar con los investigadores del CICPC. Estaban renuentes de dar la identificación.

Control de la zona
El informante contó que “El Cachaco” y sus homicidas se habían declarado la guerra por el control del sector. “Rangerbi era un azote de barrio y mantenía una guerra con los delincuentes de la segunda etapa del sector. Estos no se inmutaron a su presencia y le respondieron a tiros”, dijo el informante.

Inseguridad
Siete personas murieron en febrero en la parroquia Francisco Eugenio Bustamante. De los siete, cuatro por homicidio, dos en enfrentamiento y uno por inmersión. La Policía Nacional Bolivariana es el ente de seguridad encargado de hacer el patrullaje en la parroquia Francisco Eugenio Bustamante.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...