El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Asesinan al padre de “El Edward” frente a un taller

 

José Gregorio Sulbarán esperaba su muerte. Presentía que iba a caer a manos de sicarios. Eso lo manifestó a empleados de un taller de latonería y pintura, de la calle 70, urbanización Los Olivos, donde tenía varios carros guardados, y ayer, alrededor de las 8:30 a. m., lo mataron a balazos.

En el hecho uno de sus trabajadores resultó herido. Sulbarán, de 52 años, apodado “Pistola”, era el padre de Edward Joel Sulbarán Auvert, el tercero al mando del “pram” de la extinta cárcel de Sabaneta, Edwin “El Mocho” Soto Nava.

Fuentes policiales informaron que la víctima y su trabajador estaban frente al taller Santa Ana, al lado de un teléfono público, diagonal al liceo Caracciolo Parra Pérez, cuando un grupo de hombres arribó a la calle 70, a bordo de un carro color dorado.

Del auto bajaron dos sujetos, uno de ellos armado. Al visualizar a Sulbarán, lo baleó en el pecho y en el brazo izquierdo, dejándolo malherido.  El empleado llamado José, de unos 50 años, al parecer pretendía huir de las balas, pero sufrió heridas en la espalda. A ambos los trasladaron, en el vehículo vinotinto de Sulbarán, al Hospital Universitario de Maracaibo, donde falleció, mientras que José permanecía ayer bajo observación médica, por la gravedad de las heridas.

Según voceros vinculados con la investigación, la premonición de Sulbarán se basaba en un hecho ocurrido el pasado martes 17, cuando asesinaron a balazos, frente a un preescolar, a Julio Guillermo Muñoz Romero, “Julito”, de 43 años, en la calle 61 del barrio Los Olivos Presuntamente, este crimen que se produjo al lado de la casa de la madre de Muñoz se relacionaría con el ocurrido ayer.

Pero serán las averiguaciones que realiza el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas las que lo determinarán. El propietario del taller solo indicó que Sulbarán le pagó para guardar varios vehículos, cuyo número no precisó. José Gregorio, latonero y pintor, residía en el barrio Los Olivos. Sobre el herido, se supo que él desafortunadamente apenas tenía 15 días laborando en el taller.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...