El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Matan a dos inocentes en San Francisco por venganza

A Mauricio Júnior Gamez Castillo (25) lo mataron de un disparo de escopeta en la mandíbula, ayer a las 4:00 a. m., por defender a un amigo frente a la Tasca El Rincón de Cali, en la calle 17 del barrio Santa Fe II de San Francisco. Su familia, presuntamente en venganza por su muerte, llegó a la casa del supuesto homicida y como no lo encontraron, mataron a su hermano menor, David Samuel Rivas (15), a quien luego quemaron junto a su casa.

El rancho de latas de los Rivas se calcinó en su totalidad y debajo de sus escombros quedó el cadáver del adolescente, acostado boca arriba sobre los alambres del colchón, donde antes lo ultimaron a balazos.

Los vecinos de la calle 14 con avenida 49-F contaron que a las 7:00 a. m., a la barriada llegaron varios hombres en motocicletas y en una camioneta Bronco blanca, haciendo tiros al aire.

“Todos eran guajiros”, dijo una testigo. Entraron “como locos” a la vivienda de latas, buscando a Jairo Rivas, alias “El Pelo e’ Bollo”.

Como no lo encontraron, sacaron de la residencia a su madre, Yelitza Rivas y mataron en venganza a su hijo menor, David. “Rociaron el cuerpo y el colchón, donde quedó acostado con gasolina y luego lo prendieron fuego”, contó Maritza, una vecina.

Los asesinos se marcharon tan rápido que dejaron una nube de arena que se confundió con el humo negro que salía por las ventanas del rancho de latas. Al ver que este se quemaba llamaron a los Bomberos del Sur y estos apagaron el fuego que consumió el cadáver y la estructura de la vivienda.

Los funcionarios de la Policía municipal de San Francisco se apersonaron en el sitio del hecho y apartaron a toda la gente que miraba el incendio.

Los detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), subdelegación La Cañada de Urdaneta, llegaron con su equipo. Apartaron algunos escombros y procedieron con el levantamiento del cuerpo del adolescente. Al levantar el cadáver, este prácticamente se les desmoronó en las manos de los forenses. Lo cubrieron con una sabana y lo subieron a la furgoneta.

Enlace y creencias

La calle 12 del barrio Santa Fe I, la cerraron los Gámez, para velar a su pariente. En el lugar tenían el cuerpo de Mauricio, acostado sobre un chinchorro, rodeado de dolientes.

María Castillo explicó que su familiar, quien trabajaba como comerciante, acompañó a un amigo hasta la tasca El Rincón de Cali, donde este se encontró con Javier “El Marihuana” y Jairo “El Pelo e’ Bollo”, con quienes hace una semana discutió por el robo de un chip de teléfono.

En el lugar se formó una riña y Mauricio intercedió por su compañero. Esa acción molestó a los delincuentes y lo mataron de un escopetazo.

En el sitio lo auxiliaron y en un autobús lo llevaron hasta el CDI de El Caujaro, donde certificaron su muerte; sus familiares se lo llevaron a su hogar. Permitieron que los sabuesos le realizaran las experticias y luego las mujeres de la familia, cargaron el cadáver y lo llevaron a la furgoneta.

De la tasca los efectivos se llevaron los videos de las cámaras de seguridad para evaluarlos.

 

 

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...