El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Matan a balazos a tres amigos en San Isidro

Los sicarios llegaron al barrio Nueva Lucha de la parroquia San Isidro, de Maracaibo, en una moto, con chaquetas y cascos negros. Sin que les temblara el pulso apuntaron y dispararon en contra de Jorge Luis Corona Chacín (29), alias “El Jinete”; su cuñado Raúl Enrique Oliveros (24) y Yordano Alberto Trocóniz (27), apodado “El Nenuco”, con discapacidad en sus piernas desde hace un año. Este último murió sentado en su silla de ruedas.

Los familiares de las víctimas relataron que el triple homicidio se ejecutó a las 10:30 pm del pasado domingo. Norbella Carolina Olivero, hermana de Raúl y esposa de “El Jinete”, contó que las tres víctimas estaban frente a su casa preparándose para jugar dominó. “Les faltaba un cuarto jugador, pues Rafael, otro amigo, tres horas antes del ataque se había ido para su casa”.

En el tiroteo, Jorge, quien se dedicaba a las venta de frutas y era padre de tres niños, recibió un disparo en el pecho y otro en la boca. Murió en el sitio, ahogado por su propia sangre. Raúl, quien se dedicaba a las “marañas” y era mototaxista, quedó vivo a pesar de que tres proyectiles lo impactaron. A él y a Yordano, quien recibió tres balazos en las costillas derechas, los trasladaron en motocicletas hasta la emergencia del Hospital José María Vargas, de La Concepción, en Jesús Enrique Lossada, donde murieron después de su ingreso.

Los parientes de los cuñados aseguraron que las víctimas no estaban en malos pasos. Los describieron como hombres trabajadores, a pesar de que la comunidad los tenía en otro concepto, no tan bueno. “Raúl y Jorge andaban en malos pasos”, dijo una vecina.

En defensa
Saria Ferrer, por su parte, recordó que su hermano Yordano hace un año perdió la movilidad de sus piernas producto del síndrome Guillain-Barre. “Él era un joven sano que por su condición pasaba el día en su casa, vendiendo cigarrillos en el frente”.

El domingo en la noche Raúl y Jorge se acercaron a invitarlo a jugar dominó. En ese momento, Estrella Trocóniz, otra de sus hermanas, lo envió a preguntar si tenían leche en polvo, y cuando fue hasta allá cayó entre los muertos. “Dos hombres llegaron disparando y al ver que estos aún se movían en el suelo se devolvieron a rematarlos a balazos”, agregó.

La policía científica investiga el triple homicidio como una venganza.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...