El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Masacre contra una familia por una vendetta de bandas

sitioversionfinalLa vendetta entre dos bandas cobró la vida de 11 hombres, tres de ellos menores de edad, aproximadamente a las 3:00 de la madrugada de ayer, en el sector Caño de los Muertos, de Motatán 7, en Santa Isabel, estado Trujillo, en el límite con el municipio Baralt, Zulia.

Según fuentes policiales trujillanas, las bandas de “Los Cáscaras”, a la que pertenecían las víctimas, y “El Cagón”, fundada hace poco por un exmiembro de la banda de “El Memo”, que opera en el Zulia, se disputan el control del robo de vehículos, asaltos en comercios, extorsiones y homicidios.

sitioversionfinalFrente a una vivienda de Santa Isabel se produjo la masacre contra Yérrinzon Díaz Arandia, de 26 años; Aníbal Enrique Batista Azuaje, de 17; su padre, Aníval Enrique Batista Rivero, de 36; Yohandri José Azuaje Terán, de 15; Yovanis Antonio Azuaje Castellanos, de 33, Jean Carlos Azuaje Bastidas, de 27; Hárrinson Serrano, de 16; Clodoveo Antonio Montaña, de 43; Alberto Díaz Patiño, extranjero de 76 años, y Daniel Antonio Simancas Hernández, de 18 años.

Fuera de sus casas

En motos y vehículos presuntos miembros de la banda rival de “Los Cáscaras” tocaron las puertas en las viviendas de los infortunados.

En vista de que estos no salían, los bandidos decidieron entrar y con amenazas de muerte y golpes obligaron a los hombres a salir a la calle

Seguidamente, los hampones hicieron arrodillar a sus contendores, para dispararles varias veces.

Trascendió que los balazos los recibieron en la cabeza y en el pecho.

Tras cometer el múltiple asesinato, los perpetradores huyeron a toda velocidad, haciendo disparos al aire, según la policía.

Al sitio de la masacre arribaron comisiones del Eje de Investigaciones de Homicidios Trujillo, del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, quienes realizaron el levantamiento planimétrico, la inspección técnica del lugar, la colección de evidencias físicas y entrevistas a testigos, quienes por temor se cohibieron de emitir pronunciamientos.

Ese municipio ha sido tomado por las referidas bandas, las cuales, según vecinos de la zona, imponen el terror contra quienes las denuncien.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...