El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Más de 25 policías acabaron con el mítico “Puchungo”

Albis Saúl Cepeda Casanova, de 32 años, alias “El Puchungo”, era uno de los delincuentes más buscados del Zulia. Trabajaba para la banda de “Los Meleán” y desde el estado Trujillo comandaba todas las fechorías.

La tarde del jueves, 25 detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), de Maracaibo, apoyados con comisiones de Valera, acabaron con la vida del criminal y de sus dos secuaces, durante un cruel enfrentamiento.

“El mito se terminó. Las labores de inteligencia fueron un éxito. Ahora vamos por Willy Meleán, primero al mando, Jéfferson Nava, ahora segundo y David Nava, tercero en el escalafón”, dijo uno de los funcionarios que actuaron en las investigaciones y la confrontación que se registró a las 5:00 p. m., dentro del apartamento 2B de la residencia Claudia, situada frente al Hotel Guadalupe, en La Puerta.

Al mando de la comisión estuvieron el comisario Carmona, el comisario Carlos Ramírez, jefe de la subdelegación Maracaibo y el Grupo de Trabajo contra Bandas. Juntos se trasladaron hasta Trujillo, el jueves en la mañana. En carros particulares llegaron al edificio Claudia, donde se hospedaba Cepeda, con Engelbert Enrique Torres (37), apodado “El Napo” y José Renier Lugo Hinestroza (32). El trío convivía con sus mujeres e hijos, en el mismo apartamento, que según los efectivos presentes era un piso completo, con todos los lujos.

Cacería

Los detectives se escondieron en un piso más arriba. Desde allí vigilaron los pasos de los antisociales por 11 horas. Al ver que estos se habían quedado solos, porque sus esposas salieron con sus hijos al centro comercial de la localidad, bajaron sigilosamente y rodearon la puerta donde estaban los vándalos. Les pidieron que abrieran la puerta, que eran la policía y estos respondieron con balas. Los investigadores vestidos de civiles, a punta de balazos, rompieron la cerradura de la puerta y lograron entrar a la vivienda, donde hirieron a los maleantes, contó el oficial.

Los llevaron al Hospital Pedro Emilio Carrillo, de Valera, y allí murieron. Tras el deceso de estos sicarios, los del Cicpc comenzaron a recibir cadenas con amenazas que decían: “Vamos por los sapos, la lucha sigue”. “En la residencia también estaban Willy y Jeferson con sus familias, pero un día antes se fueron de paseo para Mérida. Se nos fueron”, dijo el vocero policial, quien recordó que la confrontación duró al menos 10 minutos y la investigación para dar con ellos, tres meses.

Hemos dado de baja a seis grandes criminales en lo que va de año. Anterior a estos liquidamos en la Costa Oriental del Lago al ‘Cabezón’, ‘Cabeza de Motor’ y a ‘Lola’, sicarios que eran manejados por ‘El Puchungo’”, explicó el funcionario, quien indicó que también les falta por atrapar a “La Perra”, otro sicario duro de “Los Meleán”, y a “Tío Gordo”, tío de Albis Cepeda, encargado de cobrar las extorsiones.

Trascendió que “El Napo”, es hermano de la “fiscal 42” del Ministerio Público, y la esposa de “El Puchungo” “es hija de un diputado de Cabimas”, según los detectives de la policía científica.

Arsenal incautado

Se conoció que además de la pistola Taurus, modelo PT945, calibre 45 milímetros, una pistola marca Smith Wesson, calibre 40 milímetros, un revólver Pachmay, modelo 10.5, calibre 38 milímetros y el vehículo Chevrolet Aveo negro, placas GCL-07U, hallaron los teléfonos celulares de las víctimas destrozados, según los sabuesos con la intención de que ellos no tuviesen acceso a la información que allí tenían.

“Las investigaciones seguirán para terminar de desmantelar esta banda organizada que durante años ha agobiado a los comerciantes y habitantes de la Costa Oriental del Lago, el municipio Maracaibo, San Francisco, La Cañada de Urdaneta y Jesús Enrique Lossada. Sus tentáculos son largos”, expresó el vocero policial, quien además apuntó que los grandes como “Tirso Meleán” se encuentran fuera del país y “ya no dan órdenes como antes.

Luego de que este eliminara a todos los que le debían algo bajó la guardia y ahora se encuentra "bajo perfil”. El cadáver de Albis Cepeda, permanece en Trujillo. Probablemente según las autoridades este será trasladado por sus familiares hasta el municipio Santa Rita del estado Zulia, donde actualmente libraba una guerra contra el expram de Sabaneta, “Pepito”.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...