El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Lo ultima su compinche de tragos al salir de un depósito

Luego de compartir unos tragos sociales, la vida de Edwin Loaiza Ferrer, de 30 años, fue arrebatada por su compañero de juerga. La madrugada de este lunes, vecinos del barrio Blanco escucharon la ráfaga de proyectiles.

Al salir del depósito donde se originó una riña, el hombre tejedor de hamacas recibió de manos de “El Gato”, azote de barrio, múltiples impactos de bala en su cabeza y pecho, que acabaron con su humanidad. La mañana de ayer, familiares de Ferrer buscaban solucionar el crimen en casa del individuo quien vive a pocas cuadras del liquidado.

“Ese es nuestro hermano, hay que bajar esa mudanza, no se van a llevar nada”, manifestaron los hombres miembros de la familia, al darse cuenta de que en la vivienda del homicida habían cargado un camión con todas las pertenencias. El propósito, según sabuesos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), era huir de la escena y que ningún pariente diera parte a las autoridades.

Mientras el criminal huía con rumbo desconocido, la calle del barrio ardía entre amenazas e insultos. “Vamos a quemar el camión, no vamos a dejar que salga de aquí”, expresaba molesto un hombre joven wayuu miembro de la familia Ferrer, en cuyo cuello colgaban numerosos collares rojos con piedras y adornos. El cuerpo de su allegado reposaba a pocos metros en espera de la furgoneta del cuerpo detectivesco.

Los investigadores se encontraban en el lugar realizando la inspección correspondiente, e impidieron que el camión con familiares se fuera de la casa. Fuentes oficiales manejan el caso como un presunto ajuste de cuentas. Una mujer de estatura baja, con manta blanca y sandalias desteñidas, indicó que fue una resistencia al robo. “Esto fue un asalto, una resistencia al robo. Se le llevaron el teléfono, los zapatos, cadena y el celular”, finalizó mientras le gritaba a funcionarios.

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...