El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Lo despojan de su arma y lo matan a balazos

Dayan Osvi Cupare Carrillo, de 27 años, siempre estaba armado sin ser funcionario, según informó su esposa Cristabel López. Ayer a las 4:30 de la madrugada, salió de una reunión y cuando retornaba a su hogar, lo interceptaron. Fue perseguido y golpeado por los delincuentes antes de ser asesinado a tiros. Los antisociales huyeron de la escena.

A las 10:00 de la noche, Cupare salió de su casa, en el barrio La Paz, hacia el barrio República, ambos en la parroquia Antonio Borjas Romero. Iba con su esposa y su hijastro, de 15 años, para una reunión de amigos, donde estuvieron hasta las 4:00 de la mañana. Cuando la familia caminaba de vuelta a su residencia, cinco desconocidos comenzaron a perseguirlos. López se percató, tomó la mano de su hijo y salió corriendo del lugar mientras que Dayan se quedó atrás. “Yo corrí para pedirle auxilio a los vecinos porque ellos tenían mucho tiempo siguiéndonos”, recordó la mujer en medio del llanto.

Huida

A su esposo lo sometieron y lo golpearon. Este logró zafarse de sus verdugos por unos minutos y corrió al menos una cuadra y media. Se saltó unas cercas y dentro del patio de un ranchito lo ejecutaron a balazos. Tres disparos le propinaron, dos en la cabeza y uno en la espalda. Arrastraron su cuerpo agonizante hasta el frente de la vivienda, en la calle 128 con avenida 127, justo a dos cuadras de su hogar. Su pareja regresó acompañada y se encontró con el cadáver boca arriba. La sangre que manaba por sus heridas enseguida la absorbió la arena. La trilla se llenó de conocidos. Cupare llevaba cinco meses viviendo en la barriada, era el segundo de cinco hermanos. Cristable López, en medio del dolor por la pérdida, indicó que su esposo trabajaba como obrero y eventualmente en Mercamara de vendedor. Los funcionarios del Cuerpo de Policía del Estado Zulia (Cpbez) recibieron el reporte de lo sucedido.

Estos enseguida alertaron a los detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), quienes realizaron las experticias en el lugar del suceso e hicieron el levantamiento del cadáver. Hasta los momentos el móvil que manejan del crimen es la venganza. Investigan por qué la víctima poseía un arma de fuego y si esta estaba en reglamento o era robada, señaló un policía.

Denuncia

Los vecinos estaban impresionados ante lo ocurrido. Poco conocían a la víctima porque solo tenía unos meses viviendo en el sector con su esposa e hijo. Pero indicaron que lo conocían como un hombre sano, aunque la policía lo señale como un azote de barrio.

“Este sector es peligroso y cada día aumenta el riesgo. La misma policía teme entrar a la barriada ¿Qué queda para los que vivimos acá? Pedimos protección. No sabemos si fue para robarlo. Le quitaron su arma pero eso no quita que pudo ser una venganza”, expresó una ama de casa que prefirió no identificarse.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...