El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Liquidan a pareja que mató a un Cicpc y un Polimaracaibo

Julio José Uzcátegui Orozco, de 23 años, alias “El Negrito” y su pareja Virleidys Yesenia González Martínez, de 20, se enfrentaron, el viernes al mediodía, a las comisiones de la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y resultaron liquidados, en el sector Planta C, vía a Los Dulces, al oeste de Maracaibo.

La pareja fue señalada de asesinar al detective Eduardo José Soto Villadiego, de 24 años, el pasado jueves a las 6:00 de la tarde, frente a su casa, en el barrio Bello Monte. Además, ultimaron al oficial de Polimaracaibo, Rony José Maldonado Marín, de 39, en el barrio Los Andes, el 28 de octubre.

Fuentes del cuerpo detectivesco indicaron que realizaron más de 20 allanamientos durante la madrugada, en busca de los homicidas de Soto, quien laboraba en el área de Experticias de la institución desde hace tres años y medio. A las 12:00 del mediodía, los funcionarios lograron ubicar a los pistoleros. Los persiguieron hasta la vía a Los Dulces y allí, al no ver escapatoria, se bajaron del Chevrolet Aveo beige, placa AF452BV, y se enfrentaron.

En el intercambio de disparos la pareja quedó herida, los llevaron a un centro de salud cercano, y minutos después de ingresar fallecieron. En el proceso de investigación, los expertos determinaron que “El Negrito” y Virleidy fueron los mismos que pasaron dos horas y media hablando en un puesto de comida rápida esperando al oficial de Polimaracaibo, para matarlo.

“El día que ultimaron al Polimaracaibo, la pareja llegó en un Aveo y este mismo los recogió para huir del sitio. El carro era manejado por un hombre llamado Leonardo, que sigue evadido, pero estamos tras su pista. El mismo chamo condujo el Aveo que utilizaron para interceptar y ejecutar a Soto”, indicó el vocero del Cicpc.

“El Negrito” había tomado como tendencia asesinar a funcionarios. Trascendió que a Eduardo José lo habría matado porque no quería a policías en la barriada. “El detective pagó el precio de vivir en un barrio. Una comisión del Cicpc allanó unas casas hace unos días y los delincuentes pensaron que fue él quien los entregó. Lo amenazaron, lo vieron frente a su casa y lo acribillaron. Ocho disparos le propinaron en la cabeza”, señaló la fuente detectivesca.

Durante el levantamiento en el sitio del enfrentamiento, los efectivos incautaron una pistola Pietro Beretta calibre nueve milímetros, solicitada por la subdelegación Maracaibo desde el 25 de noviembre de 2014, por robo genérico, y una pistola Glock, 17, solicitada por la subdelegación Maracaibo desde el 15 de mayo de 2012, por apoderamiento de estafa de arma de fuego.

Esta última, según las pruebas de balística realizadas por el equipo de Criminalística del cuerpo detectivesco, es la misma que utilizó “El Negrito”, para matar al funcionario del Cicpc y al Polimaracaibo.

El Chevrolet Aveo, implicado en ambos homicidios, propiedad de Julio Uzcátegui, también quedó retenido.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...