El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

La estrangulan cuando iban a robar en su casa

El hampa no duerme. Varios sujetos minuciosamente levantaron una lámina de zinc de la vivienda de Misledys Endrina González González, de 25 años, la madrugada de ayer, en el sector El Carmen, kilómetro 47 del municipio La Cañada de Urdaneta.

Los delincuentes aprovecharon que la fémina se encontraba sola en su residencia para ingresar a cometer sus fechorías. Quitaron los tornillos del zinc para ingresar, luego quitaron el cielo raso y entraron.

No se sabe a qué hora exactamente ocurrió el crimen. Se presume que fue pasada la medianoche cuando ingresaron a la casa sin número, pintada de blanco y verde. Su esposo la halló muerta a las 5:00 a.m., cuando llegó a la residencia.

La dama presentó signos de estrangulamiento. “El forcejeo era evidente, en las uñas de Misledys quedaron rastros de piel de uno de sus homicidas. Presuntamente le cortaron uno de sus dedos, pues quedaron rastros de sangre en la habitación”, murmuraban en la residencia en la mañana de ayer.

“No escuchamos nada, de haberlo hecho habríamos evitado la tragedia. Misledys era muy querida por todos nosotros”, comentaron sus vecinos; quienes viven en la casa contigua de la joven.

Con Misledys estaba una sobrina de siete años, que dormía en el segundo cuarto; pero la menor dice no haber escuchado nada porque estaba durmiendo.

Al sitio llegaron los efectivos del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (Cpbez) de La Cañada de Urdaneta, quienes resguardaron la escena a la espera de los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) subdelegación Villa del Rosario, para que realizar las experticias e iniciaran con las investigaciones del crimen.

Misterio

La muerte de Misledys tiene una gran incógnita. ¿Serían conocidos los sujetos que perpetraron el homicidio?

“Parece que los delincuentes simularon un robo, la muerte de la muchacha ocurrió en extrañas circunstancias, porque aunque el techo se ve que lo levantaron no se ve forzado. La única testigo no escuchó nada y eso es preocupante”, precisó una fuente ligada a la investigación.

Sin embargo, los hampones se llevaron de la vivienda una escopeta clalibre 12, Winchester, doble cañón, un bolso con objetos de valor y varios cargadores de celulares.

Zona peligrosa

Antonio González, progenitor de la fallecida, contó que el sector es bastante peligroso y son víctimas constantes de robos.

“En la pared quedaron las huellas de los zapatos que dejaron los ladrones. No tenían porque matar a mi hija, no fue su ciente entrar a robar, también tuvieron que acabar con la vida de ella”, expresó el progenitor.

Toda la familia se aglomeró en la casa, mientras los efectivos policiales resguardaban la escena, ellos exigían justicia por el crimen. “Queremos que encuentren a los asesinos, no es justo que la delincuencia mande más que la policía. Estamos cansados de tanta injusticia”, manifestó una tía de la dama.

Vecina tranquila

La pariente de la mujer contó que la muchacha no había tenido problemas con nadie y que era muy tranquila.

“Hace 15 días hubo un riña familiar, pero nada grave. Ella no tenía problemas con nadie, era tranquila, dedicada a su hogar y su esposo”, agregó.

El Cicpc-subdelegación La Villa del Rosario realizó el levantamiento del cadáver después del mediodía y lo trasladaron a la morgue forense de la Facultad de Medicina de LUZ , donde le practicarán la necropsia. Aunque el móvil que cobra mayor fuerza es el robo, los sabuesos de la policía científica no descartan cualquier otra hipó- tesis que surja del feminicidio.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...