El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Hoy se cumple una semana de la detención de cinco integrantes de Azul Positivo

A través de una acción urgente global, Amnistía Internacional nombró “presos de conciencia” a los cinco miembros de Azul Positivo y exigió a Nicolás Maduro la liberación inmediata e incondicionalmente de los trabajadores humanitarios, así como poner fin a los ataques contra ONGs y personas defensoras de derechos humanos en Venezuela

La defensa legal de la ONG venezolana Azul Positivo, dedicada a la prevención del VIH, interpuso un recurso de apelación para exigir la libertad de cinco de sus miembros, que están detenidos bajo la acusación de asociación para delinquir. Así lo informó este lunes la organización Provea.

“La defensa de Azul Positivo interpone apelación para exigir la libertad de los cinco trabajadores humanitarios, arbitrariamente detenidos en la sede de la Dirección de Contrainteligencia Militar, Dgcim, de Maracaibo”, escribió Provea.

Ante esta situación, reclamaron a la corte de apelaciones que actúe porque el trabajo humanitario no es un crimen tras cinco días de detención.

Cronología de los integrantes de Azul Positivo

12 de enero — Allanamiento y detenciones

A las 11:30 a.m., aproximadamente, una comisión de al menos 15 funcionarios de Dgcim se presentó a la sede de la Azul Positivo, en Maracaibo, por un supuesto procedimiento administrativo relacionado con las actividades de asistencia humanitaria que la organización realiza en comunidades del Zulia.

Transcurridas seis horas en la sede, el director de Azul Positivo Johán León Reyes, junto a cuatro integrantes de la organización: Yordy Bermúdez, Layners Gutiérrez Díaz, Alejandro Gómez Di Maggio y Miguel Guerra Raydan, fueron llevados a la sede de la Dgcim, sin tener acceso a asistencia legal.

Pasadas las 9:00 p.m., otro miembro del equipo, el promotor Luis Ferrebuz, fue detenido en su domicilio por funcionarios militares.

13 de enero — Incomunicados y sin asistencia legal: primera noche en sede militar

El equipo de abogados de Azul Positivo no pudo ingresar a la sede del Dgcim para verificar el estado de los detenidos y brindarles asistencia legal. Al mediodía, se conoció por parte de los funcionarios militares que los trabajadores humanitarios serían procesados ante la jurisdicción militar.

Ante esto, más de 100 organizaciones de la sociedad civil venezolana rechazaron la criminalización y hostigamiento contra la ONG Azul Positivo en un comunicado conjunto exigiendo la liberación de sus miembros.

14 de enero — Privativa de libertad

Los integrantes de Azul Positivo detenidos en la sede del Dgcim Zulia fueron trasladados a tribunales penales de jurisdicción ordinaria. Tribunales militares declinaron competencia.

El Tribunal Cuarto de Control de la jurisdicción penal del Zulia, a cargo de la jueza Yesiré Rincón Pertuz, dictó la medida preventiva privativa de libertad. La Fiscalía 77º imputó los delitos de manejo fraudulento de tarjeta inteligente o instrumentos análogos, legitimación de capitales y asociación para delinquir.

Por otra parte, se conoció la liberación de Miguel Guerra Raydan, quedando cinco personas detenidas.

Ante las irregularidades presentadas, la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos instó al Estado venezolano a detener el acoso en contra de trabajadores humanitarios y defensores de derechos humanos.

Amnistía Internacional también lanzó acción urgente mundial por la libertad de los integrantes de Azul Positivo, demandando su libertad inmediata y el retiro de los cargos mientras la Comisión Interamericana de Derechos Humanos recomendó al Estado venezolano cesar el uso de allanamientos y detenciones arbitrarias contra organizaciones humanitarias.

15 de enero — Protesta por la exigencia de libertad plena

Activistas y defensores de derechos humanos se concentraron en la sede del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Caracas, para exigir la libertad plena de los trabajadores humanitarios de Azul Positivo.

Por otro lado, Testimonios de las comunidades zulianas Los Alpes, Fetrazulia y Los Rosales llegan a las redes sociales, exigiendo la liberación de los trabajadores humanitarios. “Antes de llegar esas tarjetas uno se rebuscaba en la basura para darle de comer a las nietas. Liberen a esa gente que son inocentes porque no han hecho nada”, replicaban beneficiarias en videos.

16 de enero — Cuatro días de detención arbitraria

Los integrantes de Azul Positivo cumplieron cuatro días detenidos en la sede militar del Dgcim, en pésimas condiciones.

17 de enero — Campaña en redes sociales #NosFaltan5

La etiqueta #NosFaltan5 se hizo viral en las redes sociales. En Twitter, acumuló más de 13 mil tuits y se ubicó como tendencia #1 en Venezuela,  al tiempo que usuarios subían videos en los que exigían la liberación de Azul Positivo, reseña Codhez.

18 de enero — Defensa de los trabajadores humanitarios de Azul Positivo apeló la privativa de libertad

La defensa legal de Azul Positivo interpuso este 18 de enero el escrito de apelación para la libertad de los cinco trabajadores humanitarios.

También, Más de 80 organizaciones en Caracas civil emiten el comunicado “Sociedad civil unida: Activistas de Caracas solidarios con el Zulia y regiones de Venezuela” en rechazo al patrón de persecución contra quienes brindan asistencia y defienden derechos humanos.

19 de enero — Presos de conciencia

A través de una acción urgente global, Amnistía Internacional nombró “presos de conciencia” a los cinco miembros de Azul Positivo y exigió a Nicolás Maduro la liberación inmediata e incondicionalmente de los trabajadores humanitarios, así como poner fin a los ataques contra ONGs y personas defensoras de derechos humanos en Venezuela.

También la Federación Internacional de Derechos Humanos exigió a las autoridades venezolanas a liberar de manera inmediata e incondicional a los 5 trabajadores humanitarios, y poner fin a todo tipo de hostigamiento.

Fuente: Codhez.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...