El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Homicida del chofer confiesa el crimen

Un tiro en el hombro acabó con Nelson Enrique Gil Arellano, de 66 años, conductor de la ruta de carritos por puestos de Pomona desde hace más de cinco años. El proyectil que lo impactó le perforó un pulmón. Cuatro delincuentes lo emboscaron en la calle Santa Marta, parroquia Cristo de Aranza, para robarlo y al resistirse, lo mataron.

Con tristeza, Marvelis Gil recordó cómo su alma se rompió al recibir la llamada de su esposo Américo González, notificándole que a su padre lo asesinaron. A las 7:30 de la noche del pasado lunes le avisaron. Para ese entonces Nelson ya tenía media hora de haber fallecido en la emergencia del Hospital General del Sur.

“Esto es un dolor muy grande, porque mi papá no era malo. Me lo quitó la delincuencia de este país”, expresó Gil, la segunda de los tres hijos de la víctima, desvalida y vestida de luto. Su rostro evidenciaba su pena, mientras sentada esperaba la entrega del cadáver de su padre, frente a la morgue de Maracaibo.

El conductor trabajó todo el día en su Chevrolet Maverick. A las 6:00 de la tarde, se lo entregó a su sobrino para que lo manejara y se marchó a la vivienda de su madre, en la calle Santa Marta. Llegó y con la misma salió a pie a comprar pan. Cuando retornaba con su compra cuatro desconocidos lo embocaron para asaltarlo. La víctima se resistió y en el forcejeo le dispararon en el hombro. El tiro culminó su trayectoria en uno de sus pulmones.

Los vecinos auxiliaron al chofer de tráfico trasladándolo al General del Sur, donde falleció.

Los detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) indicaron que los homicidas pertenecen a una banda de asaltantes que opera en Pomona. “Ya los tenemos identificados y esperamos en las próximas horas tener una respuesta positiva en el caso”.

Mientras, los Gil, organizan el sepelio de Nelson, un hombre trabajador que cuando no carreteaba pasajeros, alquilaba su vehículo para ponerse a trabajar como albañil. “Era encantador, jocoso, cristiano evangélico y excelente padre”.

Su féretro lo colocaron en la iglesia cristiana del sector Santa Marta, para que sus seres queridos le den su último adiós, antes de sepultarlo en el cementerio Corazón de Jesús, hoy a la 1:00 de la tarde.

Ruta mortal

Germán, Fiscal de la ruta de carritos por puesto de Pomona, lamentó la pérdida de Nelson, quien fue uno de los fundadores de la línea.

“La inseguridad nos paraliza. Trabajar para nosotros es una guillotina. Este es el tercer chofer de la línea ultimado en lo que va de año, a manos del hampa. Unos 400 carritos componen la ruta. De estos sólo 70 están trabajando de día legalmente y de noche sólo 10 vehículos, por la inseguridad”, explicó.

Homicida detenido

Los funcionarios del núcleo policial unicentro Las Pulgas, del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (Cpbez), informaron que ayer a las 8:20 de la mañana, lograron la detención de Wladimir José Gómez Terán, de 18 años, alias “El Simón”, presunto asesino de Nelson Gil, cuando comía en un puesto de comida rápida frente al Centro de Arte de Maracaibo Lía Bermúdez (CALMB). 

Los uniformados revelaron que el maleante confesó haberle disparado al chofer de la ruta de Pomona con un arma de fuego de fabricación artesanal, calibre 357 milímetros, en compañía de “El Maleiwa”, otro hampón que mantiene azotada la parroquia Cristo de Aranza.

“El arma con la que disparó Gómez la incautamos durante su detención. La tenía guardada dentro de un morral de material sintético color marrón”, expresó el informante. Además aseguró que siguen tras la pista de los otros criminales actuantes.

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...