El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Hampones se esconden en el retén tras matar a policía

Desde la madrugada de ayer, cuatro delincuentes se refugiaron en el retén de Cabimas luego de asesinar a un policía que cumplía funciones.

Un funcionario perteneciente al Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (Cpbez) murió tiroteado la noche de este sábado en la población de Campo Lara, en el municipio Lagunillas.

Osmel Gutiérrez Arcia, de 27 años, adscrito a la estación policial de la parroquia Libertad, Ciudad Ojeda, municipio Lagunillas, fue asesinado de varios impactos de bala, cuando se disponía a seguir a unos sujetos a bordo de un vehículo con el emblema de la industria petrolera Pdvsa.

A las 9:30 de la noche del sábado, el oficial Gutiérrez se encontraba en su jornada laboral, con la patrulla signada con el número 179, cuando vio pasar una camioneta Ford FX4, doble cabina, con el emblema de Pdvsa a toda velocidad.

De inmediato, el oficial inició una persecución, sin avisar a su acompañante, el oficial agregado Víctor Araujo, quien se encontraba dentro de la jefatura.

Transcendió que a pocos kilómetros de la estación policial, Gutiérrez sostuvo un encuentro armado con sus homicidas, quienes tras asesinarlo lo despojaron de su arma de fuego.

Refugio

El uniformado habría confrontado a Andy Segovia, un hampón que en su plan de huida se introdujo al retén de Cabimas para “resguardarse”.

Segovia, alias “El Chuky”, hasta el cierre de esta edición, permanecía dentro de las instalaciones del retén junto a sus otros tres compinches.

Trascendió que el sujeto estaba fugado desde hace seis meses del recinto y pre rió volver para “enconcharse” ahí, al tener apoyo del pran del pabellón A.

Como si se tratara de su hogar, el implicado en el asesinato de Gutiérrez, a la 1:30 de la mañana de ayer, se enconchó en el retén junto a sus otros tres compinches. Desde ese momento, se desarrolló un intercambio de disparos entre los reos del pabellón A y fuerzas del orden público.

“Por horas se han mantenido allí, a las 8:00 de la mañana de escuchó un estruendo fuerte. También a las 11:30 a. m., ya no sabemos qué pensar”, relató José Manuel Rodríguez, hijo de un reo del pabellón C.

El secretario de seguridad y Orden Público, Biagio Parisi, en horas de la tarde de ayer tuiteó: “Seguimos desplegados en el retén de Cabimas a la espera de que sean entregados los sujetos involucrados en la muerte del oficial, que ingresaron y se resguardaron en el recinto. Se les garantizará su debido proceso, y si lo quieren en presencia de un fiscal del Ministerio Público. Vamos a permanecer en el sitio y no vamos a permitir el ingreso de nada ni nadie”.

También detalló que: “Ya se encuentra plenamente identificado el homicida del oficial Osmel Gutiérrez”.

El día transcurrió con total pánico en la zona, cientos de funcionarios rodearon el área, mientras que familiares se desesperaban por saber de sus dolientes. El paso estaba restringido.

Trascendió que en horas de la noche llegó un fiscal del Ministerio Público para mediar con los delincuentes, pero no hubo acuerdo.

Los disparos cesaron al mediodía. Mientras que al caer la noche aún familiares permanecían apostados a las afueras al igual que oficiales, quienes no pudieron pasar al recinto por no tener “autorización” para encarar a los cuatro implicados en un crimen reciente.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...